Se trata del Rastrojero Rubicundo (Cranioleuca erythrops) que fue avistada en la reserva natural ubicada en el Sur del Valle de Aburrá. En los dos últimos años, 13 variedades de aves han sido halladas en ese lugar.

PUBLICADO 5 FEBRERO 2020

La pequeña ave tiene cabeza roja, mide entre 14 y 15 centímetros y pesa de 13 a 20 gramos. Habita principalmente en bosques húmedos, en el suroeste del departamento. En toda la región, entre otras especies nuevas están el Águila Crestada (Spizaetus isidori) y el Cuclillo Canela (Coccyzus lansbergi).

En los dos últimos años, las aves del Alto de San Miguel han sido una constante sorpresa para expertos y aficionados, debido al creciente aumento de animales que han regresado a la zona gracias a la restauración de bosques adelantada por la Alcaldía de Medellín, que avanza en el programa de monitoreo de aves en los ecosistemas estratégicos y la conformación de grupos de investigación de universidades, enfocados en el avistamiento de aves.

“Vamos a trabajar para proteger los ecosistemas de la ciudad para garantizar que todas las especies tengan un hábitat, pero también para seguir descubriendo nuevas especies”, Camilo Quintero, subsecretario de Medio Ambiente de Medellín.