Según Corantioquia, la ladrillera Los Cedros, ubicada en la vereda El Ajizal en Itagüí, emitía gases sin el ducto que exige la normatividad ambiental. El hallazgo lo hizo la entidad ambiental durante una visita de control el pasado 9 de octubre.

OCTUBRE 22|2019

A la ladrillera Los Cedros a le fue impuesta una medida preventiva que obliga a la suspensión inmediata de la operación en el sistema de secado, pues en días pasados durante una visita de control, Corantioquia encontró que la empresa estaba descargando emisiones atmosféricas sin cumplir con la normatividad.

Aunque el Ministerio de Medio Ambiente contempla que “toda actividad que realice descarga de contaminantes a la atmósfera debe contar con un ducto o chimenea» para garantizar la dispersión de estos al aire, en esta ladrillera adelantaban el proceso de secado sin ninguna chimenea o ducto, generando emisiones a nivel de suelo.

«Encontramos que esta empresa no cumple con las normas técnicas y por eso la comunidad se está quejando. Ordenamos la suspensión inmediata de esta operación hasta que la empresa ponga en funcionamiento la chimenea o ducto necesario para cumplir con los estándares de emisión», explicó Ana Ligia Mora, directora de Corantioquia.

La funcionaria lamentó que hasta la fecha ninguna empresa ladrillera, de las que no cumplen con toda la normatividad, se haya postulado para adelantar el proceso de reconversión a producción limpia, de la cual ya hacen parte 15 industrias del sector.

Además, hizo un llamado a las demás empresas ladrilleras de Itagüí para que “reafirmen su compromiso con la implementación de buenas prácticas ambientales para aportar a la calidad del aire, especialmente durante los meses de octubre y noviembre, ante las medidas que se han tomado en los 10 municipios de la región metropolitana para prevenir una posible contingencia ambiental”.