El Pedregal, Loma de los Zuleta, La María y Los Olivares son las primeras áreas de este tipo declaradas en este municipio y se suman otras 21 áreas libres en todo el Valle de Aburrá.

NOVIEMBRE 15| 2019

Cuatro de las ocho veredas que tiene Itagüí se convirtieron en áreas libres de fauna silvestre en cautiverio desde el pasado viernes 15 de noviembre luego de un proceso de formación y sensibilización en el que participaron más de 1.300 personas de la comunidad, que recibieron el mensaje de cuidar y conservar a los animales nativos en su hábitat, y no dentro de los hogares.

El Área Metropolitana, Corantioquia y la universidad CES fueron las entidades encargadas de desarrollar más de 40 actividades con instituciones educativas, grupos culturales y comunitarios, parroquias, entre otros públicos, como por ejemplo la sensibilización puerta a puerta, charlas, talleres y recepción de 10 animales silvestres que eran tenidos como mascotas en algunas viviendas.

La declaración de estas áreas se da después de un proceso de transformación de la cultura ciudadana hacia la generación de acciones respetuosas con la fauna silvestre, bajo la premisa de que los animales silvestres en cautiverio se deprimen, se debilitan, se enferman, pueden transmitir enfermedades que afectan al ser humano y a otros animales domésticos, además, por fuera de su entorno no cumplen con sus funciones para mantener el equilibrio ecológico y generalmente no se reproducen, lo que hace que se contribuye a la extinción de su especie.

El Pedregal, Loma de los Zuleta, La María y Los Olivares ya son consideradas oficialmente como áreas libres de fauna silvestre en cautiverio y se sumaron a otras 21 áreas en el Valle de Aburrá.