Las Ceibas de Induamérica seguirán siendo testigos del desarrollo de Itagüí

0
470

Por más de 80 años, dos Ceibas han sido testigos crecimiento de Itagüí. Ambas permanecerán en medio de la construcción del Intercambio Vial de Induamérica que ya inició obras para mejorar la movilidad del municipio.

POR CIUDAD SUR | 4 NOVIEMBRE 2019

Antes de la construcción de la Autopista Sur, en el año 1950, la carrera 50A del municipio de Itagüí era la troncal que comunicaba a Medellín con el sur del país.

Esta era la columna dorsal del sistema vial del Aburrá Sur, testimonio de ello, se encuentra el Cementerio Municipal, la antigua estación Yarumito del Ferrocarril, la Cervecería Unión, antiguas casonas a lo largo de la vía, el árbol de Ébano cerca al Hospital del Sur y dos imponentes Ceibas sobre la calle 39 que se resisten al paso del tiempo.

Por más de 80 años, las Ceibas han sido testigos del desarrollo y crecimiento del municipio de Itagüí. “A ese sitio le decían la ‘manga del pavo’, había una casa finca y en la esquina imponentes como hasta el sol de hoy estaban las Ceibas” recuerda Carlos Enrique Gómez, habitante desde hace 60 años del barrio San Isidro. “Hace 40 años construyeron la estación de servicio y se siguió respetando la Ceiba como patrimonio sagrado para los itagüiseños” dijo.

Ahora con la construcción del Intercambio Vial de Induamérica, las dos Ceibas continuarán dando testimonio del desarrollo vial de la carrera 50A. El Área Metropolitana del Valle de Aburrá diseñó el puente teniendo en cuenta la protección de estos dos importantes árboles rescatando su aporte ambiental por el sombrío, barrera visual, hábitat de aves y su valor paisajístico, histórico y cultural para el municipio.

Pero además, los diseños contemplan la siembra de 141 árboles nativos nuevos que le harán compañía a las Ceibas, que también de brindarán servicios ecosistémicos y permitirán ser paso de descanso, alimentación y conexión de las aves hacia el área protegida de Ditaires.

El Intercambio tendrá 8 mil metros cuadrados de espacio público, 750 metros de ciclorrutas, un parque biosaludable, parque infantil, gimnasios al aire libre, 1260 metros cuadrados de jardines y 4656 de pastos

“Pocas personas reconocen la importancia de los árboles, lo que representan para la descontaminación y producción de oxígeno, pero nosotros como comunidad sabemos que esas Ceibas están aquí desde antes de nosotros llegar y que es nuestra responsabilidad y legado el cuidado y la conservación de ellas, por lo que significan y representan para la gente de Itagüí, por eso nos parece maravilloso que el desarrollo del proyecto no las afecte sino que por el contrario las proteja”, manifestó Gómez.

Asi mismo, por resolución N° 02034 del 13 de noviembre de 2018 de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -ANLA, otorgó al Área Metropolitana, el permiso de aprovechamiento forestal para el proyecto Intercambio Vial Induamérica, en la que define sembrar un mínimo de 497 individuos arbóreos en el área de influencia directa del proyecto.

En los próximos días a estas Ceibas se le harán mantenimiento, podas aéreas y fertilización para evitar problemas fitosanitarios y equilibrar sus raíces.

 

CIERRES PARCIALES

Para permitir las actividades constructivas, la Secretaría de Movilidad del municipio de Itagüí, autorizó cierres parciales sobre la carrera 50A, entre calles 36 y 39, hasta el 31 de diciembre. Se tienen programadas excavaciones, identificación de redes, prospección arqueológica y construcción de cimentación profunda.