41 árboles ya crecen en zona del Intercambio Vial Ayurá

0
145

La primera siembra fue de 25 árboles y el pasado 1 de noviembre fueron sembrados otras 16 individuos arbóreos, con los que se inicia el proceso de compensación anticipada durante el proceso de construcción de la obra.

PUBLICADO 6 DE NOVIEMBRE 2019

Doña Margarita Álvarez Benjumea, habitante desde hace 27 años del barrio Bosques de Zúñiga, adoptó y sembró un cerezo del Gobernador, árbol frutal que hace parte de los 2139 árboles que por compensación se sembrarán por aprovechamiento forestal del proyecto Intercambio Vial de La Ayurá, que construye el Área Metropolitana entre Envigado e Itagüí.

Con las manos llenas de tierra y sin quitar el ojo de su árbol, Margarita no ocultó su alegría debido a que permitirá mantener la conectividad ecológica y de fauna en el barrio. “Ahora el barrio volverá a hacerle honor a su nombre, vamos a recuperar mucho la parte arbórea que se perdió con las construcciones y es importante porque todavía conservamos mucha fauna como ardillas y aves”, expresó.

La primera siembra fue 25 árboles y el pasado 1 de noviembre fueron sembrados otras 16 individuos arbóreos, con los que se inicia el proceso de compensación anticipada durante el proceso de construcción de la obra. Hasta el momento se han identificado 242 sitios para siembra en inmediaciones del proyecto en Envigado y 50 en Itagüí.

Además, durante el proceso constructivo, se tomó la decisión de reubicar y trasplantar árboles juveniles que tenían permiso para tala, con el fin de preservarlos y mantenerlos en la zona. Hasta el momento, se han trasladado 42 individuos entre ceibas, carboneros, cedros, mangos y palmas.

Mediante la resolución 02074 de 2018, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales – ANLA, otorgó permiso de aprovechamiento forestal al Área Metropolitana del Valle de Aburrá para el desarrollo del Intercambio Vial de La Ayurá, y en compensación el Área sembrará entre 3 y 5 árboles por cada individuo talado.

Diana Guzmán, residente forestal del proyecto, explicó que la compensación se hará con árboles nativos que permitan el hábitat y la conectividad ecológica existente entre las quebradas La Ayurá y Zúñiga. “Se sembrarán árboles frutales y florales que permitan generar procesos ecosistémicos y atraer individuos de colonización como insectos, aves,  ardillas y zarigüeyas”, explicó.

Entre las especies sembradas se encuentran el guayacán amarillo, blanco y de Manizales, palma de corozo, madroño, mamey, arizá, chirlobirlo y guayabo, uno de cuyos individuos arbóreos fue sembrado por Gloria Cecilia Rico Vélez, también vecina del sector y quien lo adoptó y lo nombró ‘jaleíta’, según ella “porque el árbol le va a dar muy buena cosecha”.

Este intercambio fue propuesto en el desarrollo del Plan Vial Metropolitano de 1986, que hasta ahora se puede hacer realidad por el ingreso de Envigado al Área Metropolitana, poniendo fin a más de 30 años de atraso en la construcción de esta solución de movilidad para el territorio metropolitano.

Más de 262 personas han participado de la socialización de los procesos de construcción, aprovechamiento forestal realizados por el Área Metropolitana y la empresa contratista en 8 reuniones. Entre esas personas, está doña Margarita Álvarez Benjumea, quien concluyó que “el Intercambio Vial de La Ayurá es una obra necesaria para el desarrollo de la región metropolitana”, pero que también es importante que este proyecto venga integrado con la compensación ambiental y con los procesos de siembra que iniciaron de manera anticipada.