Envigado, el municipio con mejores condiciones para vivir

0
706

De acuerdo con el sexto informe de calidad de vida 2018 Aburrá Sur Cómo Vamos, la Ciudad Señorial tiene la segunda la línea de pobreza más baja de todo el Valle de Aburrá, después de La Estrella, pero debe mejorar en temas como la deserción escolar y los hurtos a personas en espacio público.

OCTUBRE 9| 2019

Envigado figura como el municipio con mejores condiciones de vida, un indicador en el que se evalúan 15 dimensiones y 40 variables, al obtener 58,6 puntos; seguido de Sabaneta que llegó a 53.

El informe técnico, que se construye con información de fuentes Gubernamentales, revela datos sobre problemáticas como pobreza, desigualdad, desempleo y seguridad, pero también temas como educación, medio ambiente, cultura y recreación, vitales para hablar de Calidad de Vida. Así le fue a Envigado:

Pobreza, desigualdad y desempleo

Aunque los índices multidimensionales de pobreza de 2017, medidos tanto por hogares como por personas, ubican a Envigado como el mejor del Aburrá Sur al tener menos del 1% de sus hogares en situación de pobreza y menos del 2% al hacer la misma evaluación por personas, en la línea de menor pobreza no llegó al primer lugar y se ubicó segundo con 4.59 por debajo de Estrella que llegó a 4.27. De acuerdo con el informe, las mayores contribuciones se observan en aspectos relacionados con las viviendas y las mayores privaciones están en educación y trabajo.

Pese a no ser el de menor línea de pobreza, sí es el municipio menos desigual en términos de condiciones de vida, aún cuando la inversión per cápita por persona es la segunda de esta zona del Aburrá (91.000), después de Sabaneta, que casi la triplica (234.000).

En cuanto al desempleo, obtuvo la más baja de 2017 con 5.0, además, la diferencia en tasas entre hombres y mujeres es la segunda menos desigual con 0.6 de diferencia, solo superada por La Estrella, cuya diferencia es apenas de 0.4.

Seguridad y Medio Ambiente

La reducción de homicidios por cada 100mil habitantes durante 2018 se ubicó en un tercer lugar al ser de casi un 50% con relación a las cifras de 2012, pues pasó de 14 a 7,6. En esta tarea Envigado fue superado ampliamente por La Estrella e Itagüí.

En cuanto a hurtos, la clasificación es bastante similar en toda la región. Sin embargo, cabe destacar que los hurtos a personas en el espacio público crecieron un 2% en 2018 en este municipio y llegaron al 62% del total. El robo de vehículos fue el más bajo con un 2%.

Por su parte, el parque automotor creció un 24.9% en 2018, una cifra considerable, aunque está por debajo de otros municipios como Itagüí y La Estrella, que crecieron 44,4% y 26% respectivamente.

En lo que respecta al medio ambiente y uso de recursos, Envigado tiene el consumo de agua más alto de la región con 150 litros por habitante por día, es decir, 50 más de lo sugerido por la Organización Mundial de la Salud, además, se ubicó segundo en el nivel de consumo de energía residencial, después de Sabaneta, con 1,8 kilovatios hora por habitante por día, cifra que también supera el consumo sugerido por EPM.

Estos niveles de consumo, sumado al nivel regular de calidad de agua del río Medellín que se mantienen en el sector comprendido entre Ancón sur y la estación Ayurá del Metro, deben motivar a la administración municipal a realizar esfuerzos conjuntos con el sector privado para generar políticas de calidad del aire y controlar las emisiones de la industria y el parque automotor y, además, promover el uso adecuado de los recursos del entorno y la producción sostenible.

 Educación y Cultura

La tasa de deserción en secundaria sigue siendo la segunda más baja de la región después de Sabaneta (0,6%), sin embargo, esta creció con relación al 2017 al pasar de 1.5% en ese año a 2.5% en 2018.Cabe anotar que, aunque la inversión per cápita en educación de 2018 aumentó con relación al 2017, la inversión como porción de la inversión pública total del municipio si bajó en este periodo.

En cuanto a cultura se destaca que Envigado pasó de invertir 3% de la inversión pública total en 2017 a 9% en 2018, mientras que en recreación y deportes mantuvo una inversión de 5% en ambos años.

Vale la pena revisar en detalle la inversión en cultura, pues apenas un 1% del total se destinó en 2018 para la protección del patrimonio cultural y solo el 5% para formación, capacitación e investigación artística y cultural.