Intercambio de Induamérica, un alivio para todos

0
658

La insoportable congestión en el sector de Induamérica tiene los meses contados. Las autoridades locales y metropolitanas firmaron el acta de inicio de obras del intercambio vial que mejorará la movilidad en Itagüí y que beneficiará a cuatro municipios más. Se espera que esté listo en octubre de 2020.

POR REDACCIÓN CIUDAD SUR

El dolor de cabeza de 20 mil conductores que por allí transitan a diario parece llegar a su final. En horas pico la larga fila de vehículos en la glorieta de Pilsen, la carrera 50A y la calle 36 hacia Ditaires es insoportable para quienes habitan el sur de Itagüí, La Estrella y San Antonio de Prado.

Pero la ejecución del proyecto no ha sido fácil, la gestión para la adquisición de predios tardó más de un año, puesto que muchos de los propietarios no estuvieron de acuerdo con los valores pagados por sus viviendas. Incluso, aún faltan dos predios por adquirir y los comerciantes reclaman el pago de la bonificación prometida por su traslado a otros sectores.

Lo cierto es que esta es quizá la obra de movilidad, junto con Metroplús, más esperada en los últimos años en este municipio. El proyecto incluye la ampliación a tres carriles de la glorieta de Pilsen, un puente elevado sobre la carrera 50A entre las calles 36 y 38 con dos calzadas de 7 metros cada una y dos carriles de circulación por sentido, lo que va a permitir mejorar el flujo vehicular al lograr que el tránsito directo, que viene desde el occidente-oriente y viceversa, ingresen a una única calzada con nuevas alternativas de movilidad.

Pero el intercambio también tendrá un enfoque para la movilidad alternativa. Tendrá 8.850 metros de andenes accesibles, cicloparqueaderos, gimnasios al aire libre, zonas biosaludables, construcción de 1.570 metros de bicicarril y 270 metros de ciclorruta.

Para su construcción será necesaria la intervención de cien árboles, pero serán sembrados 497 en el mismo sector así como la entrega de 4.373 metros cuadrados de zonas verdes.

“PACIENCIA”

La obra está diseñada para finalizar en doce meses y eso es lo que esperan tanto las autoridades como los comerciantes, quienes saben que el proyecto mejorará la economía del sector, pero que deberán aguantar las dificultades generadas por el proceso constructivo y la congestión vehicular.

Ante esto, la Secretaría de Movilidad de Itagüí ya trabaja en un plan de manejo de movilidad para mitigar el impacto, puesto que por esta zona transitan diariamente cerca de 20 mil vehículos.

“La programación inicial incluye la construcción de las pilas que no generarán afectaciones, luego todo el cambio de las redes que sí va a provocar traumatismos. Por eso lo primero que haremos es ampliar el radio de la glorieta y vamos a construir la vía desde la carrera 50 a hasta la calle 36 para facilitar la movilidad. Lo último será la construcción del puente”, explicó Julián Estrada Miranda, secretario de Movilidad de Itagüí.

El alcalde León Mario Bedoya le pidió a la comunidad tener paciencia: “sabemos que la obra generará inconvenientes, pero vamos a tratar que sean menores. Los recursos están garantizados y solo faltan dos de los 94 predios para adquirir, es decir que todo está asegurado para que se cumplan con los tiempos. Solo le puedo pedir a la gente que tenga paciencia porque valdrá la pena”.

UN SUEÑO DE TODOS

Aunque está ubicado al sur de Itagüí e impactará a sus 70.000 habitantes, el proyecto también va a beneficiar a los 120.000 de San Antonio de Prado, a los 53.000 de La Estrella, a los 6.600 de Heliconia y a los 4.200 de Armenia Mantequilla.

Para el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto Soto, la construcción del intercambio era ahora o nunca, debido al crecimiento urbanístico del sector en los últimos años y que habría impedido la compra de predios en un futuro.

“Este es un sueño de muchos años y que hoy podemos hacer realidad para mejorar la calidad de vida de miles de personas. Hoy San Antonio de Prado es el corregimiento más poblado de Colombia, incluso tiene más habitantes de Itagüí. Pero también La Estrella y los municipios del suroeste como Heliconia y Armenia Mantequilla, que se conectan por esta zona, se van a ver beneficiados”, destacó Prieto Soto.

El intercambio tendrá un costo de 72 mil millones de pesos, de los cuales el Municipio de Itagüí aportó 40 mil para la adquisición de predios, mientras que el Área Metropolitana garantizó el monto restante.

Aunque para el anuncio del inicio de la obra estaban parqueadas retroexcavadoras y volquetas, por ahora el movimiento de obreros es mínimo. En los primeros 20 días se realizarán mediciones topográficas y pequeñas excavaciones para luego iniciar con la primera etapa constructiva.

Lo cierto es que el esperado intercambio es una realidad y en menos de un año la movilidad en Induamérica será otra.