Inició la tala de 700 árboles para el intercambio La Ayurá

0
1791

Los vecinos en Envigado de esta obra que unirá a este municipio con Itagüí,  interpusieron una acción popular, pues aseguran que el impacto sobre la calidad del aire y el corredor biológico de la quebrada La Ayurá será irreparable. ¿Se repetirá la historia del ‘túnel verde’? 

POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA | PUBLICADO 26 DE SEPTIEMBRE

El sonido de las motosierras ya se escucha. Mediante la resolución 02074 del 19 de noviembre de 2018, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales otorgó al Área Metropolitana, entidad ejecutora del intercambio vial Ayurá, un permiso de aprovechamiento forestal en el que se autoriza el traslado de 40 árboles y la tala de 718, que deberán ser compensados con 2.154 árboles nuevos.

En listado de individuos que podrían ser talados, se encontraron 683 que pertenecen a especies comunes que se compensarían en una escala de 3 por cada 1. También se hallaron 16 árboles en veda, es decir, que son de especies exóticas o en vía de extinción, estos deben compensarse en una escala de 5 por cada 1 y deben ser de la misma especie talada, finalmente, aparecen 20 guaduas, conocidas también como cañazas, cuya compensación exigida es 1 a 1. En lo que respecta a los árboles que pueden ser trasladados, seis están en veda, por lo que, en caso de que no sobrevivan al traslado, también deberán ser compensados 5 a 1.

Para obtener el permiso de aprovechamiento forestal no fue necesario adelantar estudios de cambios climáticos o especificar las zonas en las que se repondrán los nuevos individuos arbóreos, “pues este es un proceso que se va cumpliendo conforme avanza la obra, solo vamos talando los árboles que sean estrictamente necesarios porque, aunque el permiso nos faculta para talar cierta cantidad, el propósito es que sean muchos menos. Es factible que en el desarrollo de la obra encontremos árboles que estén ubicados algunos metros más allá de lo que nos muestran los planos y que no sea necesario intervenirlos, y en la medida en que sabemos cuántos aprovechamos, vamos revisando qué especies sembramos y en qué lugares, como parte de la compensación”, afirmó el subdirector de Proyectos del Área Metropolitana, Luis Pérez Carrillo.

A la preocupación por la cantidad de árboles que podrían ser talados, se suma la de la incertidumbre de la compensación, “en Envigado no tenemos espacio suficiente para sembrar la cantidad de árboles que exigen las compensaciones y esa no puede ser una excusa para que no se compense. En el último comité ciudadano de obra que tuvimos en septiembre, el Área Metropolitana nos mostró los espacios que está evaluando para la siembra y es una vergüenza que en cualquier hueco de 40 centímetros pretendan sembrar árboles que no van a crecer óptimamente”, aseguró Daniel Montoya, líder ambientalista de Envigado.

La escasez de zonas verdes y espacio público apto para este fin fue ratificada por el Área Metropolitana, “Como el intercambio es un puente elevado con muchos apoyos, no vamos a liberar muchas zonas de terreno en ese sector. Por eso estamos revisando cuántos árboles podemos compensar en el mismo punto del proyecto, y que puedan quedar bien ubicados. También vamos a explorar la opción de que nos permitan sembrar algunos en predios cercanos, que son privados, como pasó con la obra de la vía Distribuidora Sur, porque sabemos que en la zona céntrica de Envigado los espacios están muy copados”, explicó Pérez Carrillo.

Así quedará, según los diseños, el sector aledaño al intercambio en Envigado.
Así quedará, según los diseños, el sector aledaño al intercambio en el barrio Villa Grande de Envigado.

¿SE PARARÁ LA OBRA?

Los vecinos del conjunto residencial Villa Grande le siguieron los pasos al colectivo Túnel Verde y ya interpusieron una acción popular ante el Tribunal Administrativo de Antioquia para demandar al Área Metropolitana y al ANLA y solicitar “medida cautelar de urgencia, teniendo en cuenta el daño inminente que se avecina”.

Para ellos, el intercambio vial, que finaliza sobre la calle 25sur, paralela de la quebrada La Ayurá, es una obra necesaria, pero mal planeada y diseñada, “no estamos en contra de la obra, estamos en defensa de la quebrada, de la conectividad ecológica que se va a afectar con la construcción de los apoyos del puente y del impacto ambiental tan fuerte en una zona que está a menos de un kilómetro del túnel verde”, dijo Montoya, quien también integra el grupo de accionantes.

El documento relata inconformidades en varios aspectos, por ejemplo, el hecho de que, en el costado occidental de la obra, que corresponde a Itagüí, el contratista procedió con el traslado de cinco árboles jóvenes que estaban proyectados en el listado de individuos autorizados para tala, “eso demuestra que ni el Área, ni el ANLA hicieron un estudio juicioso y que es probable que muchos árboles más puedan ser trasladados o conservados en su lugar de origen”, agregó el líder ambientalista.

Además, dice el documento, “el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, no realizó el estudio histórico y cultural de arbolado urbano que en este tipo de obras se hace necesario, máxime por su cercanía al túnel verde de la avenida 43A de Envigado, donde el Tribunal Administrativo de Antioquia ordenó hacerlo. Tampoco realizaron estudios de calidad del aire dentro y fuera del corredor vial a intervenir para entender las implicaciones, entendiendo las emergencias que se tienen cada año en los meses de marzo y septiembre”.

El colectivo Asociación Villa Grande y vecinos espera que con esta acción popular el Tribunal Administrativo de Antioquia suspenda provisionalmente el permiso de aprovechamiento forestal otorgado por la ANLA y, por lo tanto, todas las actividades de tala, traslado o poda que se han derivado de este, pero también que ordene al Área Metropolitana la realización de los estudios antes mencionados y la modificación del diseño del intercambio para que el flujo de descarga de vehículos que van desde Itagüí para Envigado y que quieran tomar Las Vegas en sentido sur-norte, no llegue a la calle 25Sur sino directamente a la avenida Las Vegas.

Mientras el Tribunal responde a esta acción popular, las obras de este intercambio vial que aliviarán el tráfico de los puentes de La Aguacatala y Simón Bolívar y que conectarán a la Central Mayorista de Antioquia con Envigado, seguirán avanzando. Por ahora el proceso de ahuyentamiento de fauna, en el que se usaron siluetas de aves rapaces en las ramas de los árboles y la reproducción de los sonidos que emiten estas especies para que se desplazaran temporalmente a otros hábitats, terminó con éxito, y en jurisdicción de Itagüí ya se talaron los primeros 55 árboles para dar paso a la construcción de los cimientos del puente por el que podrán transitar 14 mil vehículos.