El puente que busca aliviar el tráfico en el sector de Pilsen estaría listo en agosto del próximo año. Para los trabajos se intervendrán cien árboles del sector y serán sembrados unos 300.

SEPTIEMBRE 20| 2019

Después de superar una gestión predial que retrasó el cronograma de obra más de 6 meses, la obra del proyecto que pretende descongestionar este sector del sur de Itagüí y que recibe diariamente cerca de 20.000 vehículos, propio del tráfico de la zona, pero también el de La Estrella y San Antonio de Prado, por fin se puso en marcha.

Para aliviar la congestión producto del alto tráfico vehicular, se construirá desde hoy un puente elevado sobre la carrera 50 entre calles 36 y 38, en el sector conocido como glorieta Pilsen. La nueva obra evitará que los vehículos que vienen desde el occidente y viceversa, ingresen a una única calzada.

El intercambio contará con una intervención en la glorieta con 3 carriles para desplazamiento, un paso elevado con dos calzadas de 7 metros cada una, dos carriles de circulación por sentido, 8.850 metros de andenes accesibles, cicloparqueaderos, gimnasios al aire libre, 1.570 metros de bicicarril y 270 metros de cicloruta, 4.373 m2 de zonas verdes y 497 árboles nuevos en el sector.

“Gracias a la labor conjunta con el Área Metropolitana, hoy inicia una obra que nos ayudará a mejorar la movilidad, no solo de Itagüí sino del sur del Valle de Aburrá, después de un largo proceso, este sueño ahora es una realidad”, afirmó el alcalde de Itagüí, León Mario Bedoya.

El tiempo estimado de la obra es de un año. El reto para el contratista será no solo terminar el intercambio en el tiempo esperado, sino ejecutar un buen plan de manejo de tráfico para evitar que la movilidad sea mucho más caótica de lo que ya es hoy.

Este proyecto, financiado por el Área Metropolitana, tendrá un costo superior a los 72 mil millones de pesos, presupuesto que incluye también la compra y demolición de 94 predios.