El carro de Bomberos que emociona a todo Envigado

0
7288

Desde hace unas semanas una nueva máquina llegó a completar la flota de vehículos del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Envigado. No es, como muchos creen, el primer carro de bomberos fabricado en Colombia. Tampoco es el primero en tener la certificación total de máxima seguridad. ¿Por qué es, entonces, un carro único? Aquí te lo contamos.

POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

En el parqueadero de los bomberos de Envigado permanecen nueve vehículos para todo tipo de emergencias. Pero la mirada se centra en tres: un Pits modelo 1995, un tipo escalera de la misma época y el nuevo consentido, un International modelo 2019.

La historia de amor con este nuevo carro de bomberos empezó hace casi tres años. Las condiciones geográficas y de conformación urbana de Envigado comenzaron, desde varios años, a hacer evidente la necesidad de un carro más potente, mejor dotado y más seguro para atender las emergencias del municipio, especialmente las que se presentan en zonas de más altura.

Bajo el liderato del comandante Luis Bernardo Morales Llano, los bomberos de Envigado emprendieron la conquista de un sueño: tener el primer carro de bomberos fabricado y ensamblado en Colombia y con todos sus sistemas certificados por la reconocida firma Underwriters Laboratories, una suma poderosa que hasta ahora ningún Cuerpo había conseguido. “Sí existen carros de bomberos hechos en Colombia, pero con certificaciones de máxima seguridad parciales, y aquellos que tienen la certificación total son importados desde Europa y Estados Unidos”, explicó el comandante.

La idea de tener un primer vehículo de estas características no era un capricho. Era una apuesta por conseguir lo mejor a través de talento local. Y así fue. En compañía de la Dirección Nacional de Bomberos comenzaron a hacer realidad este sueño, paso a paso, después de muchas investigaciones y de viajes al exterior para conocer cómo se desarrolla esta industria en otros países. Conjuntamente eligieron los diseños, el fabricante y ensamblador.

“Fue un proceso largo porque, entre otras cosas, teníamos que garantizar que los repuestos de todo el camión se consiguieran aquí, que pudiera ser un carro agenciado en Colombia, porque de nada nos sirve tener un equipo como ese si una vez operando, ocurre una falla y hay que esperar seis meses para que lleguen los repuestos del exterior”, agrega el capitán.

 

VEHÍCULO SEGURO Y CONFIABLE

Aunque los bomberos de Envigado ya tenían una máquina escalera y una extintora, esta es la primera vez que se hacen a un camión cero kilómetros, que además tiene otras condiciones de seguridad como por ejemplo, la velocidad límite, que es de 90 km/h, “no poder sobrepasar esa velocidad, sin importar la magnitud de la emergencia, nos garantiza que la tripulación pueda ir segura, que el vehículo no pierda estabilidad y que la comunidad y los demás actores de la vía tampoco estén en riesgo”, asegura Morales.

Además, en la nueva máquina el desarrollo de la velocidad depende del uso del cinturón, también tiene un sistema de alertas de fallas, y un modelo de refrigeración de motor que permite mantener el vehículo encendido hasta por dos días, novedades que celebran los más de 80 empleados de Bomberos Envigado y todo el municipio. “Ya no vamos a correr el riesgo de que en la mitad de una emergencia forestal, por ejemplo, se nos apague el carro y la bomba deje de expulsar agua, este carro definitivamente es mucho más seguro y confiable para el personal que atiende las emergencias”, resalta el funcionario.

El primer carro de este tipo en nuestro país les permitirá a los bomberos duplicar la capacidad de surtir agua desde los hidrantes y desalojarla a través de las líneas de abastecimiento de las bombas, que pasaron de 2.5 a 5 pulgadas. Con este vehículo, que expulsa 1250 galones de agua por minuto, se podrán atender emergencias con fuego en edificios de hasta 30 pisos de altura mientras que con los antiguos carros la atención óptima llegaba hasta un piso 15.

El nuevo camión de bomberos tuvo un costo de 870 millones de pesos. A la iniciativa se sumaron varios proveedores que estuvieron dispuestos a bajar sus costos y la Alcaldía de Envigado, que aportó 50 millones de pesos para la dotación de mangueras, herramientas, equipos de respiración, accesorios como boquillas, acoples, entre otros.

“Estamos listos para enfrentar muchísimo mejor las emergencias de nuestro municipio y las de todos los municipios del sur del Valle de Aburrá que necesiten apoyo”, dijo, complacido, el comandante.