Otraparte, la huerta que se convirtió en parque cultural

0
669

El sueño del filósofo envigadeño Fernando González se cumplió y atrás quedaron los cerramientos de la Casa Museo y el café. El nuevo Centro Cultural Otraparte está listo y solo se está a la espera de la dotación para abrir al público.

POR JULIANA VÁSQUEZ POSADA

La esquina de la carrera 43A – Avenida Fernando González con la calle 27A Sur en Envigado luce renovada, amplia y llena de luz desde hace varias semanas. La antiquísima huerta de un ciudadano alemán en la que posteriormente vivió y murió el filósofo envigadeño es hoy el Parque Cultural Otraparte, un espacio abierto que invita a la apropiación de cada centímetro construido.

El nuevo edificio, el jardín y todo el concepto de espacio público que hoy hacen posible este parque no son producto de un intento reciente por expandir el legado del filósofo envigadeño y conservar su valor patrimonial. El sueño de que este lugar fuera lo que es hoy, existe desde hace dos siglos.

La historia se remonta al año 1999 cuando los hermanos Simón y Fernando realizaban un viaje por Chile y conocieron la experiencia de un centro cultural construido alrededor de una escuela en la que la reconocida Gabriela Mistral había sido maestra. Los hijos de Fernando González regresaron a la ciudad con el sueño de replicar esta idea y fue así como tres años más tarde se creó la Corporación.

“Desde siempre hemos concebido a Otraparte como un centro cultural. Hemos trabajado durante años, paso a paso conseguimos abrir la Casa y el Café, recuperamos el terreno y logramos que se declarara bien de interés cultural de la nación en 2006. Ahora somos un Parque Cultural con proyección nacional e internacional”, afirma Gustavo Restrepo Villa, director de la Corporación.

 

La transformación como homenaje

Después de un año y medio de obras constructivas, los telones verdes que rodeaban a Otraparte cayeron para revelar un paisaje que ha sorprendido a todos, especialmente a sus fieles visitantes.

Lina Restrepo vive en el barrio Jardines a unas pocas cuadras del parque, es visitante asidua del café y espera con expectativa por la inauguración del nuevo espacio que complementa el Parque Cultural: “la transformación física habla por sí sola, me siento gratamente sorprendida con el cambio, quedó muy diferente y bonito. Ahora los vecinos solo estamos esperando que inauguren el teatro y la biblioteca para disfrutar de todos esos planes culturales que nos van a ofrecer, esa es la pregunta que todos hacemos cada vez que venimos aquí”.

Lina no es la única que se ha quedado atónita con la obra, por estos días es común que quienes pasan por la Avenida Fernando González halaguen el diseño del parque. “Quitar el cerramiento fue inesperado para muchos, pero que sea abierto y tenga jardín es muy relevante porque significa que es un espacio que es de todos, que es respetuoso con el entorno y que está pensado para beneficio de la comunidad”, recalca el director.

La nueva edificación es un homenaje a la Casa Museo en tanto que complementa la infraestructura y permitirá ampliar la agenda cultural con una oferta que no era posible desarrollar en el espacio limitado de la Casa y el Café.

“Queremos que la casa de Fernando tenga más proyección nacional e internacional, que se vuelva tan especial e importante como ya lo es para los envigadeños y este nuevo espacio nos ayudará a alcanzar ese propósito. Aquí vamos a poder hacer todo lo que se nos ocurra”, asegura Restrepo.

Se espera que en pocas semanas, cuando la Alcaldía de Envigado y Comfama firmen el convenio de operación, la comunidad empiece a disfrutar del nuevo edificio que cuenta con cuatro niveles entre los que se destaca el teatro subterráneo con capacidad para 200 espectadores, luminaria y sonido especializado y una silletería retráctil.

Sobre este escenario estarán las oficinas, un salón donde reposarán los escritos originales de Fernando González y más arriba estará la biblioteca. Los visitantes podrán acceder por ascensor, escaleras o dos rampas que dan a una terraza abierta y tapizada.

Este espacio con valor patrimonial para los envigadeños y para el país, y que fue en antaño el centro de la producción intelectual del “Brujo de Otraparte” y escenario de grandes discusiones con escritores e intelectuales de su época, se convertirá ahora en un escenario de encuentro con oferta diversificada para atraer a públicos de todas las edades.

Todos al Parque

El Parque Cultural Otraparte está incluido en la ruta del corredor cultural de Envigado, una propuesta con la que la administración municipal busca promover diferentes manifestaciones artísticas y culturales, así como conocimiento, desde cuatro espacios con valor patrimonial y cultural para Envigado. El recorrido de este corredor, que puede hacerse a pie, comienza en la casa de Fernando González, continúa en la casa de Débora Arango, pasa por la Casa de la Cultura Miguel Uribe Restrepo y termina en la Biblioteca y Parque Cultural Débora Arango.

Aunque en un costado del Parque Cultural Otraparte quedaron definidas unas pocas celdas de parquedero sobre la calle 27Asur, el diseño del espacio también es una invitación a usar medios de movilidad sostenible como la bicicleta o el transporte público, “desde que comenzó la obra mucha gente sabe que debe prescindir del carro para visitarnos, esa también es una manera de estar a tono uno de los objetivos del Parque es que proteger el medio ambiente”.

Para construcción del Parque se invirtieron más de 9mil millones de pesos, aportados por el Área Metropolitana, el Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia y el Municipio de Envigado.

Foto aérea: Cortesía Oficina Comunicaciones Alcaldía de Envigado

Fotos: CIUDAD SUR