Hoy el Gobernador de Antioquia y el Alcalde de Itagüí presenterán los detalles de la nueva sede del Tecnológico de Antioquia en este municipio. Estará ubicada en el sector de Ditaires y se convertirá en la primera sede de universidad pública de la localidad para beneficiar a más de dos mil estudiantes. Entre ambientalistas hay dudas si afecta el humedal.

POR JULIANA VÁSQUEZ | 11 DE MAYO 2019

El 29 de julio de 1996 es una fecha para guardar en la historia de la educación de superior de Itagüí. Ese día el Tecnológico de Antioquia dictó por primera vez una clase de pregrado en los salones de la que hoy es la sede de primaria de la I.E. María Jesús Mejía en todo el Parque del Artista, y el municipio se convirtió desde entonces y hasta la fecha en el único de del Aburrá Sur en tener universidad pública departamental sin tenerla.

Tres años después, el 20 de agosto de 1999, se graduaron 60 tecnólogos en Gestión Comercial, Comercio Exterior, Sistemas y Educación Preescolar. Durante más de 20 años miles de estudiantes han pasado por las aulas prestadas de otras instituciones educativas como la Pedro Estrada y Simón Bolívar, y recientemente las de la Benedikta Zur Nieden y la Orestes Síndici, en las que se dictan ocho de los doce programas de pregrado que tiene la institución universitaria.

Hoy, son más de 1.400 los estudiantes matriculados en el TdeA que estudian en estas sedes descentralizadas. De ellos, el 63%, es decir, más de 900 estudiantes, son habitantes de Itagüí, los restantes llegan desde los otros cuatro municipios del sur y algunos cercados del suroeste.

Sin embargo el municipio se quedó relegado frente a sus vecinos que tienen una mayor oferta universitaria. La Institución Universitaria de Envigado, UniSabaneta o LaSallista en Caldas, son algunos ejemplos, por eso el sueño de muchos Itagüiseños era tener una universidad propia. Los últimos alcaldes prometieron en campaña cumplir esa ilusión, pero se quedó en eso, en una simple ilusión.

“El impacto de nuestra presencia en Itagüí ha sido muy positivo, pero sabemos que la dispersión de los estudiantes implica algunas dificultades en su experiencia universitaria. Ellos reclaman y merecen las mejores condiciones para sus procesos de formación, por eso construiremos un gran campus que aportará a los proyectos de vida de los jóvenes itagüiseños y municipios cercanos”, afirmó el rector Lorenzo Portocarrero Sierra.

Precisamente este el principal motivo por el cual la Alcaldía de Itagüí y la universidad han decido darle vida al sueño de todo un municipio: tener su propia universidad, pública y de calidad.

“Estudiar en Itagüí es una ventaja para mí porque también trabajo aquí, pero no hay comparación con la experiencia que tienen los que estudian en el campus de Robledo. Nosotros nos limitamos a ir a un salón de clases en un colegio y no nos enteramos ni siquiera si el TdeA tiene otros beneficios para los que estudiamos en otras sedes”, afirmó Lady Julieth Lora, estudiante de Contaduría en la sede Orestes Síndici.

 

NUEVA SEDE EN DITAIRES

En abril el alcalde anunció que el Municipio donaría un lote de 14 mil metros cuadrados en el sector de Ditaires para el nuevo campus del Tecnológico de Antioquia y aunque se prevé que la obra pueda comenzar antes de finalizar este año, aún no es claro cuando estaría lista moderna sede. Por ahora, ya se adelantan los trámites de traspaso del predio para que, una vez sea de la institución universitaria, se puedan adelantar los estudios de factibilidad necesarios para adelantar la construcción.

De acuerdo con la Oficina de Planeación del TdeA, esta sede requerirá una inversión superior a los 22 mil millones de pesos y se desarrollaría en tres fases, así: la construcción del bloque académico que valdría unos 12 mil millones, luego el bloque administrativo costeado en casi 3 mil millones y finalmente espacios complementarios y dotación que juntos suman 8 mil millones de pesos.

Con la nueva sede, el TdeA duplicará su capacidad para formar estudiantes en Itagüí y podrá abrir hasta tres mil cupos. Solo en este municipio se gradúan el 68% de todos los bachilleres del Aburrá Sur. “Tenemos la oportunidad de brindar oportunidades no solo a más estudiantes sino también de ofrecer alternativas de educación desde lo público, pues hoy el 99% de los estudiantes descentralizados en Itagüí pertenecen a los estratos 1, 2 y 3”, afirmó el rector.

DCIM101MEDIADJI_0020.JPG

UNIVERSIDAD VS. HUMEDAL

Y aunque la comunidad ve con buenos ojos que Itagüí pueda tener su propia universidad pública, también existe la preocupación por su ubicación debido a que el lote está en proximidad al humedal Ditaires, en el que se adelanta un proceso de declaratoria de área protegida. Hasta ahora, según la Corporación CIPAS, que lidera esta causa, “ni la Alcaldía ni la Universidad han entregado información relevante sobre el proyecto”.

Por su parte, Portocarrero argumentó impedimentos legales para iniciar un acercamiento con la comunidad: “tenemos pendiente el proceso de socialización del proyecto con la comunidad, porque debemos esperar a que el lote esté escriturado al TdeA para poder dar inicio formal al proceso” y agregó que la institución está comprometida con el impacto que pueda tener en el ecosistema, “queremos un campus ambientalmente sostenible, que sea moderno pero que siempre esté en armonía con la naturaleza y con su entorno”.

La principal preocupación de los líderes ambientales es que ni la misma Administración Municipal conoce en detalle las características del lote cedido. Desde hace un par de meses han enviado peticiones debido a que por allí pasa una quebrada de la que no se conoce ni el nombre.

“No estamos en contra de que venga la Universidad, al contrario, bienvenida sea esta y todas las oportunidades en educación superior, pero esta iniciativa tiene que ser compatible con los procesos ambientales que requiere el municipio y mucho más cuando su sede se construirá sobre un conector biológico con el humedal”, dijo Edwin Bermúdez, director de CIPAS.

Por ahora habrá que seguir esperando que el Tecnológico de Antioquia termine los trámites legales para conocer la magnitud y los detalles del proyecto. Lo cierto es que Itagüí por fin tendrá una universidad pública en su territorio, la misma que espera disfrutar Lady así sea en sus últimas clases, aunque sabe que otros miles más de jóvenes del municipio sí lo podrán hacer en poco tiempo.