cof

Mañana 5 de junio se conmemorará el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha en la que vale preguntarse por el impacto que los ciudadanos, la industria, los gobiernos están causando en su entorno. La reducción de la basura es una de las principales deudas y retos del Valle de Aburrá.

JUNIO 4|2019

Al relleno sanitario La Pradera, en el que se da la disposición de residuos de los 10 municipios del área metropolitana, llegan mensualmente más de 100 mil toneladas de basura, cuya vida útil continúa acortándose aceleradamente. Al problema también se suma la falta de cultura ciudadana para aprovechar los residuos sólidos y orgánicos y para recuperar el material reciclable.

En el caso de los municipios del Sur, Itagüí y La Estrella son los más críticos en lo que a basura se refiere. Ambos han padecido por años la mala disposición de escombros y otros desechos en las calles y retiros de quebradas. Solo Itagüí produce más de 8mil toneladas al mes, una cifra muy alta considerando extensión territorial y su densidad poblacional.

La Estrella por su parte ha empezado a hacerle frente al problema agremiando a los recuperadores, quienes con su trabajo le devuelven mensualmente a la industria más de 32 toneladas de material reciclable y evitan que al menos 35 toneladas de orgánicos lleguen a La Pradera, además, realiza mensualmente una jornada de limpieza en alguna de sus quebradas.

Envigado, que tiene la cifra más baja en producción de basura con respecto al número de habitantes, unas 6.500 toneladas por mes, ha optado por hacer un llamado a la cultura ciudadana con intervenciones artísticas como la creación de murales en puntos críticos en los que los vecinos comenzaron a acumular basuras.

El reto

El gran reto de toda la región es desarrollar e implementar estrategias que permitan alargar la vida útil de todo lo que consumimos hasta lograr una especie de “economía circular”.

Para eso, el Plan de gestión de residuos para todo el Valle de Aburrá, que está vigente hasta el 2030, plantea metas ambiciosas como incrementar el aprovechamiento de los residuos reciclables hasta un 30% del total generado al año 2030 e incrementar el aprovechamiento de residuos orgánicos entre un 25% y 40% del total generado al mismo año.

La primera tarea de los municipios será incluir a los recicladores en este proceso y agremiarlos, un deber que en el Aburrá Sur solo han cumplido Envigado y La Estrella.

“La tarea sigue siendo aprovechar y aprovechar. Con la gestión adecuada de residuos sólidos, estamos hablando de que se aprovecharía el 35% de residuos orgánicos para aprovechamiento al 2030 y 30%en reciclaje. Así le estaríamos quitando en la práctica el 65% a las más de 3 mil toneladas de residuos sólidos mensuales que produce la región hoy, o sea que llegarían solamente 900 toneladas al relleno”, afirmó Luis Aníbal Sepúlveda Villada, Director Ejecutivo de Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, seccional Noroccidente.

ConSumoCuidado

Recientemente el Área Metropolitana lanzó la campaña #Consumocuidado, que busca generar conciencia sobre lo que consumimos y cómo volver aprovechables los residuos que generamos, así como potencializar el reciclaje.

La campaña incluye actividades pedagógicas para aprender a separar desde la fuente, disponer los residuos considerados peligrosos como pilas o baterías de celulares, y activaciones en instituciones educativas y otras entidades de todos los municipios, con el acompañamiento de las empresas de aseo.

“El territorio ha venido comprendiendo el concepto de economía circular desde sus organizaciones y queremos que también lo haga la ciudadanía, pues no es otra cosa que darle una mayor vida útil a todo lo que consumimos y eso lo lograremos si conseguimos generar conciencia sobre la importancia de separar correctamente desde la fuente”, explicó el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto.

Día Mundial del Medio Ambiente

El día Mundial del Medio Ambiente se conmemora desde hace 46 años en la misma fecha en que se celebró la Conferencia de Estocolmo de 1972 que tuvo como tema central el Ambiente.

La conmemoración se ha convertido en la oportunidad para sensibilizar a la población mundial en temas ambientales y de desarrollo sostenible y equitativo, de manera que la satisfacción de las necesidades de hoy se de con el menor impacto posible para garantizar las necesidades de las generaciones futuras.