Caldas le dijo adiós a los caballos cargueros

0
168

Con la sustitución de 28 vehículos de tracción animal por vehículos mecánicos en el municipio de Caldas, el Valle de Aburrá se convirtió en un territorio libre de animales obligados a trabajar como cargueros de escombros, materiales y trasteos.

MAYO 15| 2019

La sustitución concluyó después de un proceso de casi un año que adelantaron la Administración Municipal y el Área Metropolitana, en el que las familias propietarias de los animales recibieron capacitación en ideas de negocio y en técnicas de conducción para tramitar las licencias para movilizar sus nuevos motocarros, con los que podrán continuar con sus actividades económicas.

“Aquí entregamos toda una historia de vida, pero el cambio es positivo. He sido cochero desde los 13 años y tengo 42. Se siente un poco de nostalgia, pero el cambio es para mejorar”, afirmó Alexander Patiño, quien entregó su yegua en adopción.

“Cambiamos cada caballo por 16 caballos de fuerza. Es un ejercicio muy valioso que muestra cómo este territorio cuida y protege nuestros animales. Por eso esperamos que las familias que reciben los vehículos, los cuiden, y que las familias adoptantes también cuiden a sus animalitos”, afirmó Eugenio Prieto, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Los 28 caballos fueron adoptados por 18 familias con el compromiso de garantizar su jubilación para el resto de su vida, pues no se podrán negociar ni vender, y permanecerán en espacios rurales con todo el confort que necesitan.

“Hoy hacemos realidad el sueño de quitarles a estos animales esa carga tan pesada. Ahora qué sigue: protección absoluta a los animales. Además, las familias serán las más beneficiadas pues tendrán un vehículo cómodo, legal, y amigable con el medio ambiente”, dijo el alcalde de Caldas, Carlos Durán.