La última alerta se dio el pasado 24 de marzo cuando un incendio en la estación de Policía Los Gómez dejó 30 internos afectados y 3 con graves quemaduras. El hacinamiento y la falta de recursos llevaron a las autoridades a revisar la situación, mientras que defensores de derechos humanos aseguran que lo que se vive allí es una tortura.

Itagüí cuenta con dos estaciones de Policía donde trasladan las personas capturadas e indiciadas de cometer delitos, las cuales están ubicadas en el CAMI y en la vereda Los Gómez. Ambas cuentan con un cupo total de 35 internos pero actualmente permanecen 115 personas, es decir, un hacinamiento del 300 por ciento.

“Es una situación de hacinamiento y tortura porque hay personas que están permaneciendo entre 7 y 12 meses en espacios mínimos, sin alimentación casera ni visitas o comunicación con su familias ni mucho menos acceso a la salud. Ya se tuvo un incendio y las instituciones locales no les importó pese a la cantidad de quemados”,

Ante esto, la Alcaldía de Itagüí conformó la mesa contra la crisis carcelaria para solucionar los problemas de hacinamiento y salubridad, así como la búsqueda de oportunidades de reinserción. La Mesa está acompañada por la Personería de Itagüí, Bomberos, Inpec, Policía, entre otras entidades de la Administración Municipal.