Varios municipios del sur del Valle de Aburrá adelantan el proceso de actualización de sus planes de ordenamiento territorial (POT), instrumento de planeación de las localidades y permite definir la vocación y el futuro de los territorios. Envigado es uno de ellos y allí la Alcaldía anunció que el documento pretende proteger los recursos naturales, controlar el crecimiento urbanístico e implementar un modelo de desarrollo sostenible. Además evitar que la población se duplique en 20 años y el municipio sea inviable.

Actualmente el proyecto de POT está en la fase final del proceso de concertación con el Área Metropolitana y Corantioquia, como entidades ambientales y se espera que en la semana de pascua ya estén listas las actas de concertación. Hablamos con Esteban Salazar, director de Planeación Municipal de Envigado para conocer detalles del POT, qué efecto tendrá en el desarrollo del municipio y los mitos que están creciendo alrededor de su discusión.

POR ALEJANDRO CALLE CARDONA | PUBLICADO 23 ABRIL 2019

¿Qué falta para ser aprobado en el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial?

El Consejo Territorial de Planeación y el Consejo Consultivo Territorial, que son dos instancias de participación ciudadana, tienen un mes para emitir un concepto sobre el POT que, aunque no es vinculante, sí tiene que ser tenido en cuenta por el Municipio, dando una respuesta de lo que acoge y lo que no, y por qué razón. Durante el mismo mes vamos a hacer talleres con la comunidad para finalizar el proceso de participación ciudadana. Luego pasaría a mediados de mayo al Concejo Municipal y su aprobación sería entre junio y julio.

Se dice que el nuevo POT va a ser responsable y amigable con el medio ambiente, eso suena muy bonito, pero ¿cómo hacerlo realidad?

La filosofía de este POT es generar una ciudad sostenible que no entre en detrimento de las condiciones ambientales, pero también garantizando las condiciones de calidad de vida que hemos tenido y que se puedan ir aumentando. También es importante tener una vocación económica, que se genere más empleo y más ingresos que se reflejen en la calidad de vida.

Gracias a la participación de los diferentes sectores sociales construimos unos planteamientos muy claros y lo vamos a ejecutar a través de proyectos estratégicos, el Municipio definió 6 ámbitos estratégicos, cada uno con un proyecto asociado y unos detonantes, así el POT no se va a quedar solo en la actualización de la norma urbanística, sino que va a contar con un plan de ejecución muy detallado.

¿Qué corrigieron en este POT para evitar que el municipio siga creciendo de manera desbordada en viviendas y vehículos?

 De manera significativa cambian temas como las construcciones y las densidades. Es decir, el número de viviendas que se pueden hacer en un área determinada, hicimos un ejercicio prospectivo al 2036-2040 y si seguimos con el nivel de crecimiento actual, podemos llegar en 20 años a una población que supera los 420 mil habitantes. Eso es casi duplicar la población actual y el municipio sería insostenible desde el punto de vista social y económico porque la población sería muy adulta o en procesos de formación, mientras que la población económicamente activa sería muy poca y la demanda de servicios sociales de la población que no genera ingresos sería muy alta; Envigado podría perder la calidad de vida que tiene ahora.

También proyectamos que si se desarrollara el 100% de las densidades que hoy permite el POT podríamos llegar a 1 millón de habitantes. Hoy tenemos una tasa de crecimiento de 2.5% anual, es un tasa alta, la mitad es por crecimiento natural de la población y la otra mitad por el crecimiento y desarrollo inmobiliario del municipio, es decir, que el 50% de las personas que llegan a vivir a Envigado nunca han vivido aquí, por eso la propuesta es reducir en un 60% las densidades. Por ejemplo, hoy en las laderas tenemos densidades de hasta 180 viviendas por hectárea y las vamos a bajar a 70 viviendas por hectárea.

¿Eso cómo se verá reflejado en los barrios?

Si revisamos las densidades básicas van a bajar un 70%, es una reducción drástica, no implica que se acaben los desarrollos, pero no van a ser tan intensivos. Estas densidades se reducen en las zonas planas y barrios tradicionales donde pasamos de 250 viviendas por hectáreas a 100 o 150. Ya no vamos a tener ese modelo de desarrollo donde en cada predio se tumbaba una casa y se hacían 7 pisos con parqueaderos, eso también nos va a permitir tener un mejor espacio público para ampliar vías.

¿Va a desarrollarse el corredor donde estaba la planta de sacrificio?

 En la parte baja del río se va a aumentar la densidad en tan solo el 8,5%. Han dicho que al permitir construir 30 pisos en altura, se va a redensificar la zona un 50% pero no es cierto. La mayor altura no implica más unidades de vivienda sino mayor espacio público en la primera planta, que se pueda integrar y ampliar la disponibilidad de espacio público.

Algunos sectores políticos y en redes sociales han criticado el POT ¿Hay razón o existe desinformación?

Sí, hay mucha información falsa circulando en redes sociales, puede ser la desinformación o la intención de que el POT no se apruebe.

  1. No es cierto que el POT va a beneficiar a constructores y privados, si fuera así no estaríamos reduciendo las densidades en toda la zona urbana.
  2. Otro mito es que van a venir a vivir otros 300mil habitantes, cuando antes estamos ajustando nuestro ordenamiento para que el crecimiento sea razonable y sostenible.
  3. Otro mito importante es que la zona centro se va a llenar de edificios de 30 pisos y también es falso, vamos a tener hasta un máximo de 16 incluyendo los parqueaderos. Únicamente se amplían alturas en el corredor del río y en algunos predios de la carrera 43 A porque estará el Metroplús.
  4. Otros mitos dicen que el municipio va a expulsar a la industria asentada en el corredor del río, hoy el POT dice que el uso es vivienda y estamos proponiendo usos mixtos, definiendo un parámetro para que mínimo un 40% sea de otros usos y el 60% vivienda, hoy el 100% es vivienda. El corredor cerca al río Medellín tiene 130 hectáreas de las cuales 65 son objeto de desarrollo, las demás son industria ya consolidada y la estamos protegiendo con el uso que ya tienen.

¿Al cambiar las densidades va a ser más costosa la vivienda en Envigado?

No va a ser más costoso vivir en Envigado, tampoco implica aumento en el impuesto predial. Hay que hacer ajustes puntuales en la base de datos catastrales, pero no será más caro vivir aquí. Al contrario, con los desarrollos que vamos a generar vamos a cambiar la meta de  2.49 metros cuadrados de espacio público por habitante a 15.98, con estrategias de gestión y financiación para adquirir esos predios. Vamos a ser el primer municipio del país en cumplir con el estándar nacional de los 15 metros cuadrados por habitante. La meta para 2023 es 7.8 metros cuadrados y la de este gobierno es llegar a 4 metros cuadrados.

¿Cuál es el objetivo del POT frente la movilidad?

La movilidad es un problema grande. Desde el POT al reducir la densidad estamos impactando este tema, priorizamos los corredores de transporte público colectivo, masivo y de mediana capacidad que van a ser el eje estructurante en movilidad, y de manera complementaria tenemos la peatonalización, ciclorrutas y articulación de varios medios de transporte con parqueaderos públicos, bicicletas y sistemas de transporte público.

¿Pero cómo lograrlo con retrasos como el de Metroplús?

Ese tema trasciende el POT porque se trata más de ejecución, sabemos que hay un riesgo por retrasos y dependemos de otras entidades, pero los incluimos porque son parte fundamental.

¿Y en temas ambientales?

De las 8.000 hectáreas que tenemos vamos a tener un 62% como áreas de protección y conservación ambiental. Los retiros de las quebradas serán a 30 metros en zona rural y a 20 en zonas urbanas, estructuramos un sistema de espacio público también en lo rural, estamos limitando la ocupación de la tierra en zona rural para proteger recursos como el suelo, el agua, la fauna y la flora. El desarrollo rural será muy ambiental, muy sostenible, contemplando protección al campesino y una vocación económica más enfocada al turismo y ecoturismo.

Otros sectores acusan que no hubo participación en la construcción del POT…

Ese es otro mito. Desde que empezamos los estudios en 2017 hemos hecho talleres, hemos fortalecido y capacitado el Consejo Territorial de Planeación, hemos publicado toda la información cartográfica y todos los documentos en la página del Municipio para que sean consultados por cualquier persona. En el Consejo Municipal Territorial participan 25 personas y en el Consejo Consultivo otras 12.