En solo 13 días el edificio pasó de tener 4 a tener 11 centímetros de inclinación hacia el costado suroccidental, donde además hay ubicadas más de 45 familias en viviendas vecinas, a quienes ya se les ordenó evacuar el sector desde el sábado pasado.

ABRIL 15|2019

El deterioro de las condiciones estructurales de Babilonia ya es perceptible a simple vista y la Administración Municipal entró en una batalla contra el tiempo en la que el riesgo de desplome es casi tan alto como el que se correría al hacer una implosión o una demolición por fases.

Expertos de la Universidad Nacional y de la Asociación de Ingenieros Estructurales de Antioquia continúan adelantando estudios para encontrar el método más seguro, pero “ya sabemos que el edificio no soportaría las perforaciones que tendríamos que hacer para meter los explosivos para una implosión, ni tampoco la entrada de materiales o maquinaria para demoler por fases de arriba hacia abajo”, explicó el secretario Jurídico de Itagüí, Óscar Darío Muñoz.

Más familias afectadas

A la tragedia de desalojo del edificio que viven las familias afectadas desde el año pasado, se sumó la evacuación inmediata que tuvieron que realizar otras 45 familias durante el fin de semana, pues dada la inclinación del edificio, el eventual colapso ocurriría sobre el costado donde están ubicadas al menos 40 de esas viviendas. Algunas familias ya se encuentran alojadas en hoteles pagados por la administración mientras que otras recibirán subsidios hasta por 3 meses para arrendar otra vivienda.

Y pese a que la Alcaldía se comprometió a mantener vigilada la zona para salvaguardar los bienes de estas familias, CIUDAD SUR conoció que varias viviendas ya fueron asaltadas y constató que la única vigilancia del sector es la que provee almacenes Éxito a sus instalaciones.

Contra el tiempo

A pesar de la calamidad y urgencia manifiesta decretada desde el fin de semana, la Administración Municipal deberá tramitar autorizaciones de uso de explosivos que son competencia del Gobierno Nacional, lo que implicaría más días de retraso y, además, esperar a que una eventual tutela de la constructora Ruiz Sánchez Asociados no dilate más el proceso, pero ¿aguantará la edificación o se desplomará antes de que puedan demolerla de forma controlada?

Por ahora continúa restringida la circulación peatonal por los andenes que rodean a Babilonia y se espera que a más tardar el martes de pascua se tenga claridad sobre cuál es el método con menor impacto posible que se empleará para derribar el edificio.

Las vías principales que rodean el edificio no se afectarían ante un posible desplome o demolición controlada. Sin embargo, asegura la Alcaldía, ya existe un plan de manejo de tráfico por si se llegara a presentar algún contratiempo sobre estas vías donde también está ubicado el almacén Éxito y el colegio en obra Avelino Saldarriaga.