Seis años después, el tramo 2B de Metroplús podrá reiniciar sus obras. El Área Metropolitana autorizó la tala de 133 árboles del Túnel Verde, el trasplante de 19 y la siembra de 286 para continuar con el corredor del sistema de transporte en Envigado. Aunque hay una conservación del 60% del total de árboles, el impacto en el corto plazo será evidente que tendrá que ser compensado por las autoridades.

POR ALEJANDRO CALLE CARDONA | PUBLICADO 11 DE ABRIL 2019

La intervención forestal fue solicitada por el Municipio de Envigado para el tramo en la carrera 43A entre las calles 29A sur y 21 sur, es decir, entre San Marcos y La Frontera. El documento inicial fue radicado finalizando a mitad de 2017 y la entidad ambiental entró a revisar, hacer recomendaciones, solicitar cambios e información adicional, la cual fue suministrada en agosto del año anterior.

¿CÓMO FUE EL PROCESO?

El Área Metropolitana evaluó 420 árboles de 89 especies diferentes, que conforman el inventario forestal del Túnel Verde y los clasificó según su tamaño, estado fitosanitario y estructural, así como por su aporte medioambiental. Si están o no enfermos o si han sufrido una gran cantidad de podas.

Dentro de la autorización de tala de 133 árboles, el Municipio y Metroplús deberá sembrar en  reposición 286 individuos arbóreos, de los cuales 173 -más del 50 por ciento-en el corredor. “Los 286 ejemplares a sembrar corresponden a 69 especies diferentes, lo cual generará mayor biodiversidad, beneficios ecológicos, mayor aporte de alimento, hábitat, percha y tránsito para la fauna silvestre”, explicó la entidad ambiental.

El estudio permitió determinar que las rutas de conectividad ecológica en la zona, que son de La Ayurá, Zúñiga – Honda y Zona Centro, no se encuentran sobre el corredor vial del proyecto, sino perpendiculares en al menos seis puntos. Además, dicha conectividad ha sido afectada pero por las construcciones urbanísticas. Por esto se espera que con los nuevos árboles se genere un nuevo enlace en sentido sureste-noreste y conecte las rutas identificadas.

 

“EL DAÑO ES INEVITABLE”

Tras conocer se escucharon voces de apoyo por gran parte de los habitantes de Envigado que esperan que se reinicien pronto las obras de Metroplús, mientras que para otros es una decisión desacertada.

“Estamos seguros que con esa decisión pierde toda la ciudad porque harán un gran daño ambiental-paisajístico y un malgasto económico para un sistema que no es funcional porque no habrá una conexión real con Medellín debido a que será con la U corta hasta La Aguacatala y no en U larga con la estación Industriales. ¿Cómo se movilizará un usuario entre el parque de El Poblado y el barrio Gualandayes en Envigado o a un barrio de Sabaneta?”, se pregunta William Mejía, vocero del colectivo Túnel Verde, promotor de la demanda que logró la suspensión de la obra y el rediseño del corredor.

Para el Túnel Verde además la tala se dará en una época en que la contaminación del aire preocupa a la región y la ampliación a tres carriles solo motivará el uso particular. Cabe recordar que una de las propuestas del colectivo era que se construyera Metroplús en los dos carriles existentes: uno para el sistema y el otro para los demás vehículos.

Ante eso la subdirectora Ambiental del Área Metropolitana, María del Pilar Restrepo Mesa, aclaró que “todo proyecto constructivo tiene impactos ambientales positivos y negativos. Lo que buscamos es que se potencien las redes ecológicas en la zona de influencia directa e indirecta del proyecto, y que no se haga una intervención simultánea en todos los costados del corredor”.

 

REINICIO DE OBRAS

El tramos 2B incluye la construcción del box culvert  de la quebrada La Honda, la construcción del aliviadero de quebrada La Ayurá, la ampliación del puente para el tercer carril en la quebrada La Ayurá, un tercer carril, una estación de Metroplús, espacio público y el paso peatonal semaforizado.

En diálogo con CIUDAD SUR, el gerente de la empresa de transporte, Andrés Moreno Múnera, manifestó su conformidad por la decisión que permitirá reactivar el contrato con la empresa AIA que fue adjudicado y suspendido hace siete años. “Estamos apenas recibiendo las notificaciones del Área Metropolitana, esperamos reiniciar muy pronto las obras que tienen una duración de 14 meses. Ha sido un proceso muy complejo pero hoy tenemos la tranquilidad de que se hicieron las modificaciones necesarias y Envigado tendrá un sistema limpio de transporte”, explicó.

Aunque se ha hablado de unos 7.000 millones de pesos en pérdidas por la suspensión del contrato, la Alcaldía de Envigado no se atrevió a dar una cuantía exacta. Por su parte el Gerente de Metroplús asegura que con los valores actualizados, hoy la obra pasaría a costar unos 24 mil millones de pesos.

A pesar de algunas inconformidades, en Envigado esperan que el proyecto llegue a feliz término y el próximo año se pueda tener la operación del sistema de transporte. Solo cuando entre en funcionamiento se sabrá si era la solución a la movilidad que el municipio requería.