Desde hace varios días las redes sociales viralizaron la altruista iniciativa del #BasuraChallenge, un reto que propone limpiar los desechos que son dejados por los seres humanos alrededor del planeta y que consiste en tomar una foto del antes y después del espacio intervenido y, además, retar a otro amigo a hacer lo mismo. ¿Se replicará en nuestros municipios?

MARZO 22|2019

En pocos días se han publicado miles de fotografías que retratan el avance de este interesante desafío alrededor del mundo. Y Colombia no ha sido la excepción.

Empresas, fundaciones, alcaldías, políticos en campaña, líderes sociales y ciudadanos han participado de este reto con diferentes motivaciones: mejorar su imagen, asegurar votos, quedar bien con sus seguidores, hacer voluntariado social, cuidar el planeta y hasta tomarse una buena ‘selfie’.

No importa el motivo, lo cierto es que este reto viral ha ayudado a visibilizar una problemática mundial sobre basuras y la fata de cultura ciudadana para la disposición de residuos, pero también ha servido para limpiar un poco esos espacios que son de todos como playas, zonas verdes, quebradas y calles, de paso dar ejemplo a otros de cómo debemos cuidar el medio ambiente.

Al desarrollo de este reto en Colombia también le han resultado detractores que aseguran que la iniciativa solo es una muestra de la ineficiencia del Estado y de las empresas prestadoras del servicio de aseo, que no cumplen con su deber pese a que los usuarios pagan mes a mes una tarifa de aseo en su cuenta de servicios públicos.

Todo un movimiento

Detrás del reto que muchos han calificado como el único con una utilidad real que se haya popularizado a través de redes sociales, hay todo un movimiento liderado por organizaciones mundiales como Greenpeace. Pero propiamente el #TrashTag Challenge, como fue llamado originalmente, fue impulsado en el 2016 por el abogado y ambientalista Afroz Shah, quien junto con 1.500 voluntarios logró limpiar la playa Versova, en la India. De allí sacaron 13.000 toneladas de residuos que permitieron el regreso de las tortugas Olive Ridley luego de más de dos décadas de ausencia.