Hace ya dos años y medio que la Alcaldía de Caldas anunció que la cancha La Locería, la más tradicional del municipio, dejaría de ser un arenero para darle paso a una cancha con grama sintética rodeada de otros equipamientos como gimnasio al aire libre, zona verde, parque infantil, senderos peatonales y kiosko. Se espera que antes de que termine el mes vuelva a rodar allí el balón.

MARZO 7|2019

La remodelación de la cancha en la que convergen cinco barrios de Caldas ha tenido que sortear varios contratiempos: “los sobre costos que generó el contratista nos obligaron a conseguir más recursos y luego rechazamos dos veces las condiciones y calidad de la grama que nos propusieron”, explicó el alcalde Carlos Durán.

Y parece que la espera por fin acabará, pues de acuerdo con los planes de la Administración Municipal, este mismo mes estaría lista la obra para que la comunidad pueda disfrutar de un escenario deportivo digno y garante de la salud de sus visitantes.

La tradicional cancha podría llevar eventualmente el nombre de un deportista destacado del municipio a modo de homenaje, pues “de aquí han salido grandes futbolistas como el ‘arriero’ Hernán Darío Herrera, y este también era su sueño”, agregó el mandatario.

En esta cancha, más de 60 equipos de fútbol disputaban torneos de fútbol. Los mismos que siguen a la espera de que el escenario más tradicional del municipio vuelva a la vida.