Alrededor de 50 familiares y niños con diferentes discapacidades se plantaron frente a la secretaría de Educación de Medellín en señal de protesta por los diferentes casos de discriminación que han tenido que padecer. El más reciente se dio en la Institución Educativa Juan N. Cadavid de Itagüí.

La gota que derramó el vaso de la paciencia de estos padres de familia se dio en este colegio del sur del Valle de Aburrá, cuando la madre de una menor constató que su hija “fue apartada del resto del grupo y dejada en un salón a solas y llorando”, así lo relató una de las madres protestantes.

“Estamos cansados de que nos cierren las puertas de los colegios y de que cuando ya conseguimos que reciban a nuestros hijos, los aíslen y los discriminen por sus discapacidades. Queremos ser escuchados de verdad, no queremos que nos sigan mandando de oficina en oficina para poner derechos de petición, ni queremos ser un problema. Al contrario, queremos trabajar en una solución conjunta”, explicó Laura Pimienta, mamá de Juanita, que tiene síndrome de Down.

Estos padres de familia han conformado el grupo “2+1 súmate” para encontrar apoyo respecto a estos casos y a situaciones de la crianza en el día a día con sus hijos con discapacidad. Hoy, después del plantón, el secretario de Educación se acercó para indicarles que estaba presto a escucharlos y a tomar medidas sobre la situación. Además, “el secretario de educación de Itagüí llamó a la mamá de la niña de la Juan N. para revisar su caso puntual”, aseguró la líder de la manifestación.

Paradójicamente laprotesta se da un día después de que alcalde León Mario Bedoya y el Alto Consejero para la Discapacidad Jairo Clopatofsky Ghisays, se reunieran para revisar múltiples proyectos en beneficio de la población con discapacidad.