Glorieta de Mayorca, ¡imposible en horas pico!

0
926
cof

El alto flujo vehicular y la falta de semaforización hace que la glorieta que conecta a Envigado, Sabaneta e Itagüí, a la altura del centro comercial en la avenida Las Vegas, sea el dolor de cabeza de miles de peatones y conductores que transitan por ella en horas pico. Paradójicamente la solución divide a las tres localidades.

A diario centenares de personas que van camino a sus lugares de trabajo arriesgan su vida para cruzar la glorieta, que en horas pico, se convierte en una caravana sin parar de vehículos. «Uno aquí se ve todos los días atropellado, tenemos que esperar a que algún conductor pare. Por eso es necesario que pongan reductores o que los guardas de tránsito permanezcan siempre», dijo Joaquín Gómez, transeúnte frecuente de este sector.

Pero las medidas tomadas por las administraciones Envigado y Sabaneta han resultado ser ‘paños de agua tibia’ para un problema que sigue creciendo y cuya solución está muy lejos de ser una realidad.

Para Sabaneta el problema nace en la congestión vehicular en sentido sur-norte que causa el semáforo ubicado frente la secretaría de Movilidad de Envigado, “de resto, la glorieta se comporta como debe de ser”, aseguró el director de Movilidad, Henry Herrera. Además, aclaró, han solicitado formalmente la reubicación del semáforo o la activación de la luz verde continua en horas pico, “pero la respuesta es que el semáforo debe seguir funcionando así”.

Por su parte, Envigado manifiesta que la congestión en la zona es la consecuencia del crecimiento urbanístico y por ende del parque automotor de Sabaneta: “en la mañana la congestión es por la cantidad de gente que sale de Sabaneta, mientras que en la tarde el trancón es del otro lado cuando la gente está volviendo al mismo municipio”, explicó el director de Seguridad Vial de Envigado, Felipe Villegas, quien también ratificó que quitar el semáforo en cuestión no es una opción “porque los conductores difícilmente le dan espacio al peatón en la glorieta y ese semáforo es el único cruce seguro para quienes van caminando de envigado hacia la estación del metro de Itagüí. Nosotros tenemos claro que el peatón es el usuario más desprotegido en la vía y por eso nunca ha sido una opción quitarlo ni dejarlo en verde en horas pico”.

La solución se demora

La construcción y ampliación de esta glorieta estuvo atada a las obligaciones urbanísticas con las que tuvo que cumplir el centro comercial Mayorca. Sin embargo, ya existe un diseño de intercambio a desnivel con un puente elevado sobre la glorieta y su correspondiente semaforización, pero ninguna de las administraciones ha dispuesto recursos para tal fin y por ahora continúan a la espera de que el Área Metropolitana lo considere un proyecto metropolitano por afectar la movilidad de tres municipios y que así entre a aportar recursos para la obra. Y mientras tanto los conductores y peatones tendrán que continuar padeciendo la tediosa tarea de cruzar la glorieta en horas pico.