La caminata de Andrea y Mauricio* el pasado domingo 10 de febrero en la vía que va de la vereda San José a La Romera se convirtió en una pesadilla. La pareja fue secuestrada durante cuatro horas y junto a ellos fueron atracadas otras ocho personas.

A las 8:30 a.m. fueron abordados por cuatro hombres armados que los sorprendieron por atrás, “nos faltaban unos 20 minutos o media hora de camino para llegar a La Romera cuando nos abordaron con la excusa de que estaban buscando a una pareja que vendía drogas en el sector y nos obligaron a salir del camino y meternos monte adentro”.

Andrea y Mauricio estuvieron retenidos, pensando en que no saldrían de allí con vida, pero para su sorpresa, una hora después algunos de los victimarios llegaron con otras tres personas y más tarde con otras hasta que completaron un grupo de 10 personas. “Fue muy angustiante, cuando llegaron las otras personas supimos que era un atraco colectivo, a nosotros no nos robaron nada porque ni celular habíamos llevado, pero enfrente de nosotros los amenazaron y les quitaron todo: celulares, alhajas, plata y a los últimos dos, que eran ciclistas, las cámaras que llevaban en los cascos y hasta las herramientas de las bicicletas”, explicó Mauricio.

Después de cuatro horas, sin nada de valor en los bolsillos y con los nervios de punta, todos volvieron al camino y avisaron a otros caminantes y ciclistas de lo sucedido para que no continuaran la ruta. Andrea y Mauricio pudieron tomar un taxi compartido con una funcionaria de la Alcaldía que estaba en la zona y que “llamó al secretario de Gobierno para contarle lo que nos había pasado”.

20 víctimas en un día

Por recomendación de la Policía, la pareja visitó la oficina de atención al ciudadano de Sabaneta y allí se encontró con que a otras 10 personas “que no eran las que habían estado con nosotros en el monte también las atracaron el mismo día, cuatro sujetos armados con las mismas características”.

Al final, por tratarse de un secuestro y no de hurto, Andrea y Mauricio tuvieron que llevar su caso hasta el Gaula y por ahora tendrán que seguir esperando a que las autoridades tomen cartas en un asunto que no es nuevo y que cada vez pone más en riesgo a la comunidad.

“Supimos que hasta el alcalde y otros funcionarios visitaron el sector, ellos están al tanto de lo que nos pasó y esperamos que hagan algo al respecto”.

*Nombres cambiados por petición de la fuente.