La carrera 50 y la Variante en jurisdicción de Caldas tendrán pico y placa desde el próximo 1 de febrero para taxis y desde el lunes 4 de febrero para vehículos particulares y motos de dos tiempos. La medida regirá en los mismos horarios de los demás municipios del Valle de Aburrá que la han implementado.

De acuerdo con la Administración Municipal, la restricción de pico y placa se toma como contingencia para mitigar la problemática ambiental, especialmente la calidad del aire del área metropolitana.

SIGUE RESTRICCIÓN A PARRILLERO

Además, desde el pasado 24 de enero entró en vigencia la prohibición de circulación de parrillero hombre en moto durante las 24 horas del día por todo el municipio, exceptuando los tramos de vía de carácter nacional.

La medida se tomó, según la Alcaldía de Caldas, “luego de evaluar los resultados satisfactorios de seguridad emitidos por la Policía Nacional y considerando que el presente es año electoral”.