Tras la polémica, marchas y demandas por parte de los colectivos sociales en Caldas, la Procuraduría General de la Nación le ordenó al Área Metropolitana y la Administración Municipal reconstruir la casa consistorial Jorge Eliecer Gaitán y que se suspenda la licitación para la construcción de la nueva sede administrativa.

La edificación fue demolida en septiembre de 2017 pese a ser considerada patrimonio púbico de Caldas. Esto generó indignación y protestas entre los habitantes y colectivos culturales de la localidad. Sin embargo la Alcaldía de Caldas defendió la decisión basados en el riesgo estructural de la casa y de contar con las autorizaciones del Gobierno Nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La orden se da  luego de una acción popular interpuesta por algunos cuidadnos en defensa de del patrimonio público de Caldas, quienes además solicitan al Área Metropolitana que se suspenda el proceso de licitación para construcción del nuevo edificio municipal, y que no se incurra en mayores detrimentos patrimoniales.

Hasta el momento, la Administración Municipal de Caldas ni la entidad metropolitana se han pronunciado.

Sepelio por primer aniversario de demolición de Casa Consistorial en Caldas