Con controles diarios en las vías del municipio, Itagüí buscará combatir la informalidad en el transporte y ya inició la suspensión de las licencias de conducción. El Municipio trabaja además con los gremios transportadores para mejor la prestación del servicio público en esta localidad.

Además de las plataformas como Uber, en este municipio son tradicionales los vehículos particulares que transportan a los habitantes del corregimiento y barrios como El Rosario y Pedregal. La Secretaría de Movilidad de Itagüí anunció que quienes sean sancionados, recibirán una multa de $781.242 más la inmovilización del vehículo de entre cinco a 40 días de acuerdo a la reincidencia.

“Son más de 100 controles en lo corrido del año donde se han realizado alrededor de 70 procedimientos por transporte informal, donde hemos logrado desestimular este accionar suspendiendo las licencias de conducción de quienes resulten sancionados, viendo una disminución importante en los casos por esta infracción”, advierte Sebastián Zuluaga Arias, subsecretario de Control de Tránsito de Itagüí.

El funcionario aseguró además que su despacho se trabaja con todas las unidades residenciales para que se estimule el uso del transporte legal y se adelantan mesas de trabajo con los gremios transportadores para mejorar la calidad del servicio.

En caso de que al conductor le sea suspendida su licencia y se detecte nuevamente conduciendo, podrá enfrentar cargos por fraude a resolución judicial, que tiene penas de prisión de uno a cuatro años y multa de cinco a 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes.