Terminaron las audiencias contra el alcalde Raúl Cardona en medio del escándalo por presunta corrupción en la Alcaldía de Envigado. Un juez de control de garantías le otorgó medida no privativa de la libertad al mandatario local para enfrentar el juicio en su contra. Al exconcejal Jhonson Galeano le fue impuesta la prisión domiciliaria.

Tal y como lo solicitó la defensa y la Procuraduría, el alcalde Cardona no irá a presión mientras avanza su proceso judicial. Sin embargo, según se determinó, no podrá ingresar a la sede de la Alcaldía y tampoco podrá tener contacto con funcionarios de la Administración Municipal.

Para el juez, las pruebas presentadas por la Fiscalía, demostrarían que el alcalde tuvo conocimiento sobre los cobros irregulares del exconcejal a empleados de la alcaldía, la Institución Universitaria de Envigado y Enviaseo y pese a ello no tomó medidas para evitarlos, “para mantener una coalición de gobierno”.

Por su parte, el exconcejal Galeano tendrá que afrontar el juicio en su contra por el delito de  concusión, desde prisión domiciliaria, puesto que argumentó que su esposa se encontraba enferma.

Aún se está a la espera de que se defina la situación del Contralor Municipal, los secretarios de Hacienda y Educación, el funcionario Mintic y los particulares.