Una vez más estos municipios del sur del Valle de Aburrá fueron las únicas localidades del departamento que no se han acogido al decreto que prohíbe el expendio y manipulación de pólvora. La Gobernación de Antioquia lanzó la campaña para reducir el número de quemados con estos artefactos que el año pasado llegó a 125 personas.

Pese a las diferentes iniciativas de gremios, empresas y alcaldías, así como la invitación de la Gobernación a decretar la prohibición de la utilización de pólvora, en La Estrella y Caldas, sus alcaldes no se han unido a este propósito.

Cabe recordar que en estos dos territorios se ubican gran parte de la industria polvorera realizada por algunas familias que se han dedicado tradicionalmente a esta actividad económica.

Ante esto la secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, advirtió que “la Policía deberá realizar acciones contundentes para evitar que estos municipios distribuyan en toda el área metropolitana la pólvora”.

La Gobernación de Antioquia anunció recompensa de 3’000.000 de pesos para quienes denuncien a los productores y comercializadores de estos artefactos.