Este jueves la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín ratificó el fallo que condena a la política itagüiseña y exdiputada Ángela María Cano por estafa agravada y concierto para delinquir. Cano deberá pagar más de 11 años de prisión por la estafa en proyectos de vivienda en ese municipio del sur del Valle de Aburrá.

Sin embargo la Sala la absolvió del delito de gestión indebida de recursos sociales, por lo que su condena de prisión pasó de 180 a 138 meses. En el caso también están involucrados el exesposo y el yerno de Cano, para quienes también se ratificó la sentencia.

La estafa se fraguó en los proyectos de vivienda Santa Marta y San Miguel, donde fueron engañadas más de 400 familias y por los que la exdiputada y demás condenados captaron más de 3.000 millones de pesos.

Aunque han pasado cerca de diez años de la estafa, las familias afectadas no han recibido ningún tipo de compensación y los ahorros de sus vidas quedaron en un lote abandonado.