En Caldas, 150 personas que habitan 35 viviendas en el sector La Chuscala parte baja, fueron notificadas con una orden en la que se les obliga a desalojar sus viviendas y entregar los terrenos sobre la línea férrea del antiguo Ferrocarril de Antioquia. 

Según el fallo emitido por la Inspección Primera Municipal de Policía del municipio, las familias deben desalojar las viviendas antes del lunes 26 de noviembre, fecha en la que serán demolidas.

Ferrocarril no desplazará los barrios que invadieron su línea en Caldas

Hasta 13 años llevan ubicados en este sector algunos habitantes, quienes aseguran que los terrenos serán entregados a un particular y que en caso de ser desalojados, no tendrían para donde irse.

“La mayoría de nosotros invertimos los ahorros de nuestras vidas con el fin de darle una vivienda digna a nuestras familias y ahora recibimos una orden de demolición”, comenta Amady Peña, habitante del sector y propietaria de una de las casas.

Para los habitantes de La Chuscala, este terreno conocido como “la carrilera”, está contiguo a la vía férrea, por lo cual pertenece al Estado y el Invías nunca les solicitó abandonar los predios.