Después de 15 años sin registro de avistamientos, regresó a Medellín el colibrí rubí topacio,  una especia de ave que había abandonado la ciudad y que gracias a la protección de los cerros tutelares fue vista nuevamente en el Parque Natural Regional Cerro El Volador.

Este colibrí es una especie solitaria que frecuenta flores a alturas variables, así como árboles grandes y florecidos. Según el Sistema de Información de Biodiversidad, en Medellín se encuentra el 6.4 por ciento de la diversidad del país.

Junto al colibrí rubí topacio, en lo que va corrido del año 2018 se han avistado 106 especies de aves en el Parque Natural Regional Cerro El Volador, donde se han intervenido jardines, permitiendo además el regreso de mariposas y abejas.