A través de Facebook, una habitante denunció que en la Urbanización Los Almendros, en el barrio Alcalá de Envigado, una vecina está dejando trozos de carne envenenados en las zonas verdes del conjunto residencial para alejar a los animales que hacen sus necesidades allí.

Acompañado de una foto de los pedazos de carne supuestamente envenados, Marcela Morales, dejó un comentario en el que cuenta que la vecina, una mujer de la tercera edad, además de dejar estas trampas mortales para los animales, también cerca de forma improvisada las mangas de la unidad.

“En el momento en que con una vecina, que también tiene mascotas, se confrontó a la ‘abnegada viejecita de los jardines’, ella me responde que no es por mí ni por mi perro, porque ella ve que yo recojo, que es por otro ‘maldito perro negro grande’ que viene ‘caga’ y le mantiene el jardín sucio”, comenta Marcela, quien añade que “una gatica que desde hacía varios años rondaba y vivía en el sector y que era alimentada con amor por una familia que la llamaba “Mirringa”, fue encontrada muerta, al parecer por signos de envenenamiento”.

Según la ciudadana, ya se hizo la denuncia ante la Secretaría de Medio Ambiente, pero asegura que la respuesta que tuvo no fue positiva debido a la falta de pruebas.