Con una masiva asistencia al parque cultural Débora Arango, la comunidad de Envigado conoció cómo avanza el proceso del tramo 2B de Metroplús y la solicitud de aprovechamiento arbóreo del famoso túnel verde que provocó la suspensión de las obras hace cuatro años.

Luz María Aristizabal, gerente de Proyectos Especiales de la Alcaldía de Envigado, comentó que se están respondiendo los requerimientos hechos por el Área Metropolitana en cuanto a la cantidad de árboles que deberán ser talados y trasladados. Pero además “se pidió aclarar la metodología utilizada para el estudio de la Universidad Nacional sobre el aprovechamiento y la socialización con la comunidad, que es lo que estamos haciendo”, explicó la funcionaria.

Ante esto, el Municipio tiene hasta septiembre para entregar la respuesta a la entidad ambiental, aunque esperan entregarla antes de finalizar julio con la ilusión de recibir una decisión definitiva antes de finalizar el año que permita reactivar las obras.

Pero el proceso ha sido tortuoso. A los tiempos ya mencionados que han generado más de 6.000 millones de pesos en pérdidas para el Municipio, Aristizabal mostró su preocupación por algunas peticiones del Área Metropolitana, así como por el tiempo que tomó para entregarlas.

“La entidad tardó un año en dar a conocer los requerimientos y algunos de ellos son muy llamativos, pero los vamos a responder y encontrar una solución para destrabar el proyecto al que ya se le ajustaron los diseños y se disminuyó en un 60% la tala de árboles”, enfatizó.

Por su parte el gerente de Metroplús, César Hernández, aseguró que la empresa de transporte acompaña el proceso “y así poner a funcionar el corredor con buses eléctrico y gas. El informe tiene exigencias ambientales y lineamientos para cumplir. Ya estamos construyendo las respuestas para poder reiniciar las obras luego de cinco año”.

La expectativa entre la comunidad es grande, entre quienes continúan con reparos y dudas, pero también para quienes piden que se construya el sistema de transporte cumpliendo con los requisitos ambientales. “Hay que mirar si queremos más carros con los árboles que tenemos. O si reducimos 30 árboles para tener un sistema que puede servir mucho para reducir la contaminación en el municipio”, dijo Lucas Gómez, líder comunitario.

La Alcaldía de Envigado y Metroplús avanzan en la respuesta a la lista de requerimientos y esperan que antes de finalizar el año reinicien las obras en el tramo 2B que garantice la conexión con El Poblado e Itagüí.