Una porción de Alemania llega a Sabaneta para satisfacer los paladares de aquellos amantes a la pizza artesanal, con una receta tan especial como secreta, que hasta hace poco solo se podía degustar en uno de los barrios más tradicionales de Medellín y que ahora llega a deleitar a sus fieles en el sur del Aburrá.

Aunque la Pizzería Bigotes lleva casi cinco años en la zona de comidas del barrio Carlos E. Restrepo, en el centro-occidente de Medellín, la creciente demanda por parte de los comensales, fieles a sus preparaciones únicas, llevó a que en septiembre del 2017 la pizzería abriera una segunda sede en Guayabal, y ahora está a punto de abrir las puertas de su tercer restaurante, ubicado a dos cuadras del parque principal de Sabaneta.

La receta mágica de las pizzas de Bigotes la trajo a Colombia hace ocho años Jens Zeugner, un alemán de 55 años de edad, que desde hace más de tres décadas perfeccionó junto a su hermano la fórmula tradicional de las pizzas artesanales de su país, para crear una preparación basada en ingredientes 100% naturales y con técnicas gastronómicas utilizadas desde hace más de dos siglos.

Este alemán, conocido popularmente como Bigote, por su particular mostacho blanco que se enrosca en ambas puntas, llegó a Medellín en 2010 escapando de la crisis económica que por esa época golpeaba a Europa, principalmente a Tenerife, España, donde vivía y administraba con su hermano cinco pizzerías.

Las pizzerías de Bigotes tienen un estilo único en el Valle de Aburrá. Sillas y mesas de madera, faroles que cuelgan del techo, ventanas que dan la sensación de estar en un pequeño pueblo de Alemania, así como las exclusivas cervezas de la región, todo esto ambientado por música tradicional alemana y el aroma de su original pizza artesanal, permiten a los comensales una experiencia única a través de la gastronomía germana.

“Los ingredientes de nuestras pizzas son totalmente naturales; cultivamos nuestros tomates, preparamos nuestra salsa, ahumamos nuestra carnes y utilizamos recetas y preparaciones de hace más de 200 años”, asegura Bigote.

Jens tuvo dos hijos con una paisa, Greta y Ludewico, cuyos nombres utilizó como seudónimo de dos de sus pizzas favoritas, entre las 29 diferentes opciones que se encuentran en la carta de Bigotes. Salsa de tomate natural, queso, jamón alemán, salami y queso crema, componen la Pizza Ludewico, mientras que a Greta la acompañan, además de salsa de tomate y queso crema, carne molida, queso azul y guindillas.

La inauguración de la Pizzería Bigotes de Sabaneta será durante la segunda semana de junio. Estará ubicada a dos cuadras del parque principal, en la Calle 67 sur # 44 – 22; y en este lugar, además de encontrar pizzas artesanales únicas en la región, podrá disfrutar del ambiente, la música y las cervezas alemanas, y quizá se cruce con Bigote, saludando a los comensales, con su pinta tan particular.

POR ALEJANDRO ZAPATA