Denuncian crisis en el suministro de agua en San Antonio de Prado

0
1117

A pesar de que el Observatorio Ambiental del corregimiento de San Antonio de Prado viene alertando desde hace diez años el deterioro de los ecosistemas hídricos, así como la contaminación de la cuenca Doña María, que es la fuente de agua más importante del suroccidente de Medellín e Itagüí, el daño ambiental continúa y las consecuencias están saliendo a flote.

En un Cabildo Abierto realizado durante la mañana de este viernes en el Concejo de Medellín, líderes de la mesa ambiental de San Antonio de Prado denunciaron que durante los últimos cinco años se han hecho evidentes los daños en las fuentes hídricas de la región, dejando sin agua algunos barrios, urbanizaciones y veredas del corregimiento.

Carlos Mario Uribe García, representante de la mesa ambiental, asegura que “la cuenca Doña María tiene la capacidad suficiente para proveer de agua la población, pero esto no sucede porque gran parte de la cuenca está contaminada, además, los ecosistemas hídricos están descuidados”.

La expansión urbana también ha sido un factor determinante en el déficit de suministro de agua. En los últimos diez años, el número de personas en el corregimiento ha incrementado en un 70%, superando el índice poblacional de seis de los diez municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá.

“Se están dando licencias de construcción sin tener garantizado los suministros hídricos, entonces, cuando las familias llegan a su nueva casa se dan cuenta que no tienen agua”, comenta Uribe García, quien asegura que, dos veces por semana deben subir carrotanques al corregimiento para compensar la incapacidad de los acueductos.

Y, aunque San Antonio de Prado es rico en fuentes hídricas, la contaminación a causa del relleno sanitario El Guacal,  así como la captación excesiva de agua para los acueductos veredales, limitan el uso del preciado líquido.

“EPM tiene un acueducto con cuatro bocatomas, y existen otros veinte acueductos veredales, de los cuales solo cinco cuentan con planta de tratamiento, mientas que diez de los quince acueductos restantes  no cuenta con otra fuente alternativa, por lo que las comunidades se ven obligadas a tomar agua cruda que está bastante contaminada”. Denuncia el representante ambiental.

El cierre del Cabildo será el próximo viernes 27 de abril, en donde los concejales darán respuesta a la queja y plantearán posibles soluciones a esta problemática que tiene sin agua a parte del corregimiento de San Antonio de Prado.