Lo que era la antigua planta de beneficio de Envigado (Envicárnicos) y sus fétidos olores que invadían el aire en los años 1980 y 1990 en límites con Sabaneta e Itagüí, se convertirá en los próximos años en el epicentro del urbanismo del sur del Valle de Aburrá. Allí la Alcaldía espera vender – a buen precio- el lote para obtener recursos y así adelantar varios proyectos, pero además, para impulsar la centralidad sur y el nuevo modelo de desarrollo en el área metropolitana.

POR ALEJANDRO CALLE CARDONA

Se trata del “Plan Parcial Vegas Sur” que se desarrollará en 31.280 metros cuadrados que serán utilizados en un 52% para uso residencial y el 48 restante para usos como el comercio, servicios, industria liviana y centro logístico. Según los primeros estudios, allí podrían construirse unas 940 viviendas, es decir unas 2800 personas vivirían en este nuevo sector.

El nuevo desarrollo abarcará el viejo Envicárnicos que cerró sus puertas el 30 de septiembre de 2016 por su inviabilidad económica, pero también la actual sede de la Secretaría de Movilidad –la cual será trasladada- sus parqueaderos, la estación de servicio de gasolina y algunas viviendas ubicadas en esa manzana, donde muchos disfrutan de la gastronomía tradicional envigadeña.

“Lo que se busca es cumplir con el POT y frenar el crecimiento urbanístico es las laderas y llevarlo al corredor del río Medellín a través de desarrollos parciales. Envigado será el pionero en este objetivo con este proyecto que mezclará vivienda, oferta comercial, espacio público y desarrollo industrial”, explicó Esteban Salazar, jefe de Planeación de la Alcaldía de Envigado.

¿Pero qué tan viable es? El Área Metropolitana el Valle de Aburrá, mediante el Acuerdo 15 de 2006, adoptó las Directrices Metropolitanas de Ordenamiento Territorial –DMOT–, que definen el modelo de ocupación de los municipios, en la búsqueda de generar nuevas oportunidades de desarrollo y fortalecer tres centralidades metropolitanas: norte, sur y centro.

Modelo de desarrollo

Vegas Sur se convierte entonces en el primer paso de la centralidad en el sur gracias a su cercanía las principales vías de la ciudad, así como el acceso al sistema de transporte masivo. Estas características convierten este predio en un atractivo y estratégico lugar para desarrollar el reordenamiento urbano en la región.

“El Municipio hizo un estudio de movilidad para determinar si se tenía la capacidad para recibir esta población y encontramos que contábamos con importantes vías que se va a complementar con la ampliación de la vía Distribuidora y de la Avenida Las Vegas a tres que iniciará finalizando este año. Parte de esta ampliación será vía compensación urbanística gracias a los planes parciales”, explicó Salazar.

Pero además, con la venta del lote, el Municipio espera obtener recursos por más de 150 mil millones de pesos que servirán para otros proyectos.

Lo primero es que el dinero se utilizará para cancelar el 60% de la deuda fiscal que presenta la Alcaldía de Envigado, pero además se va a adquirir alrededor de 16.830 metros cuadrados en predios aledaños al Polideportivo Sur para ampliar la oferta deportiva y espacio público en más de 80 mil metros cuadrados en la ciudad. De otra parte, según explicó Salazar, se iniciará la primera etapa del Centro Acuático, la ampliación de la pista de patinaje, intervenciones en urbanismo en proyectos de Vivienda de Interés Social y mejoramiento de la malla vial.

El 28 de febrero se conocerán las propuestas inmobiliarias para desarrollar el plan parcial a través de una fiduciaria mercantil, en decir, la gestión asociada entre el Municipio y el sector privado. Figura que espera se repita a lo largo del corredor del río Medellín y que tendrá como principal beneficio la reducción del uso del vehículo particular y el crecimiento en el centro. “Los planes parciales son el futuro y Vegas del Sur será el ejemplo para el resto de la región”, puntualizó el jefe de Planeación de Envigado.