Hace dos años exactamente, CIUDAD SUR daba a conocer la historia de un lobo hallado en el municipio del sur del Valle de Aburrá y que generó asombro y curiosidad entre la comunidad y expertos.

Tras ser recuperado por Corantioquia, fue bautizado Ámarok y fue recuperado y rehabilitado en el Parque Zoológico Santa Fe, puesto que sufría de desnutrición. Luego de superar ese proceso, en abril de 2017 fue trasladado al Colorado Wolf and Wildlife Center, el santuario ubicado en Dallas, Estado de Texas, en Estados Unidos.

Ámarok que llegó a su nuevo hábitat sin reconocer a los individuos de su misma especie, pues por el cautiverio no había conocido con otros lobos, ahora tras dos años de adaptación no sólo se relaciona y comparte en manada, también tiene una pareja: Koda. Según el reporte del centro el ejemplar de la especie canis lupus ha ganado aproximadamente 75 libras de peso, y ha recuperado su pelaje, tiene mayor cantidad de pelos blancos en el mentón y el pecho.

“Este exitoso proceso realizado de manera conjunta con el Parque Zoológico Santa Fe, da nuevas esperanzas para la rehabilitación y readaptación de animales silvestres víctimas del tráfico ilegal”, explicó Corantioquia a través de un comunicado.

La entidad aseguró que continúa sus acciones de sensibilización y control para evitar el tráfico de fauna y flora en su jurisdicción, al igual que los trabajos para devolver a su hábitat a los ejemplares recuperados. Además, reiteró el llamado a la comunidad para denunciar los casos de comercialización y tráfico de especies silvestres en la línea gratuita 01 8000 41 22 30 o al 123.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here