Consejo de Estado admite nueva demanda en defensa del ‘túnel verde’

0
390

La acción judicial interpuesta por el colectivo ciudadano Túnel Verde, en compañía de las Clínicas Jurídicas de la Universidad Medellín y la Corporación Universitaria Lasallista, busca frenar la autorización otorgada por Corantioquia a Metroplús para la tala de 217 árboles en el tramo 2B del sistema sobre corredor de la carrera 43 A en Envigado.

 

Según explicó Camilo Quintero, abogado del colectivo, pese a que el sector conocido como Túnel Verde está protegido desde el 4 de julio de 2013 por una medida cautelar otorgada por el Tribunal Administrativo de Antioquia, busca la protección de los árboles. “Corantioquia generó la autorización de manera irregular, ya que no exigió la realización de los estudios paisajísticos, culturales e históricos del lugar y desconoció por completo la participación ciudadana”.

La obra que comprende una ampliación de la carrera 43 A, entre las calles 29 A Sur y 21 Sur, se suspendió en diciembre de 2013 y solo logró avanzar un 25 por ciento debido a las protestas de decenas de ciudadanos, quienes insisten en que se revoque el permiso de manera definitiva.

A pesar de que  Metroplús prometió trasladar los árboles que estuvieran en buen estado y sembrar diez veces más el número de individuos arbóreos que se requerirían talar para la construcción del proyecto, la entidad y el colectivo no han podido llegar a un acuerdo.

Sin embargo, el nuevo gerente de Metroplús, Ricardo Medina Giraldo, aseguró que está dispuesto a concertar y destrabar el proceso de construcción para evitar mayores pérdidas económicas o de lo contrario, ya se analiza un plan b. “Junto al alcalde Raúl Cardona estamos buscando espacios de diálogo, brindar alternativas y llegar a un acuerdo para que el sistema, que es responsable con el medio ambiente, llegue pronto al municipio”.

Por su parte, el experto en vías y profesor de Ingeniería de la Universidad Eafit, Jhon Jairo Agudelo, manifestó que “este inconveniente, además de encarecer la obra, genera retrasos que ya se hacen evidentes. Pero lo más grave es que ese fallo sentaría una jurisprudencia que haría del desarrollo algo muy complicado”

Los comerciantes del sector, quienes dicen resultar afectados económicamente,  piden una salida razonable para el medio ambiente y el desarrollo del sector. “Desde el punto de vista de la movilidad uno pensaría que es necesario el proyecto, pero no a cualquier costo, no talando tantos árboles ni afectando a los negocios del sector con una maya verde que impida el acceso de clientes. El Túnel Verde es un patrimonio de Envigado que no se puede reemplazar”, argumentó Rodrigo Monsalve, vendedor ubicado sobre este corredor.

Por ahora, se está a la espera de que el caso sea resuelto pronto por parte del Consejo de Estado, puesto que Metroplús S.A., Corantioquia y la firma constructora Arquitectos e Ingenieros Asociados (A.I.A..) apelaron la decisión del Tribunal Administrativo de Antioquia.